Elecciones Generales 10N

El Defensor pide garantizar el voto de los españoles residentes en extranjero

| Madrid |

Valorar:
preload
El defensor del Pueblo en funciones, Fernández Marugán.

El defensor del Pueblo en funciones, Fernández Marugán.

19-07-2018 | Román G. Aguilera - EFE - EFE

El Defensor del Pueblo en funciones, Francisco Fernández Marugán, ha reclamado a la Administración que ponga todos los medios a su alcance para garantizar el voto de los españoles residentes en el extranjero en las próximas elecciones generales del 10N.

Según explica la institución, el Defensor lleva años recibiendo quejas relativas al voto rogado y sobre todo, escritos que ponen de manifiesto las dificultades para la recepción de la documentación necesaria para ejercer el voto desde el extranjero.

Fernández Marugán considera que el próximo Parlamento debería priorizar la reforma de la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (LOREG) para facilitar y mejorar el voto de los españoles que viven fuera de cara a futuros procesos electorales.

Recuerda que en 2016 el Defensor ya formuló una recomendación al Ministerio del Interior para mejorar los procesos del voto por correo desde el exterior que fue aceptada y derivó en la creación de un procedimiento de solicitud de voto de forma telemática que sirvió para agilizar el sistema establecido.

Según el Defensor, el hecho de que en ocasiones el envío no llegue a manos del elector no significa necesariamente que la Oficina del Censo Electoral y las Oficinas de Correos españolas que deben intervenir hayan incumplido los plazos de remisión, sino que los retrasos se originan en los servicios de correos de los países de residencia de sus destinatarios.

La institución apuesta por emplear las nuevas tecnologías para mejorar la recepción de la documentación ya que los sistemas postales de los diferentes países donde residen ciudadanos españoles no funcionan con la misma eficacia.

Propone, por ejemplo, un nuevo diseño del conjunto de los plazos que permita ampliar el período que tienen los electores para la remisión del voto por correo; o bien, articular un procedimiento alternativo, basado en el uso de las nuevas tecnologías, que permitiese obviar las incidencias que pueden experimentar los envíos postales al pasar por las manos de más de una administración de correos.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.