Joan Miralles fue candidato el PI al Congreso en las pasadas elecciones. | J. J. Monerri

9

La decisión del PI de no concurrir a las elecciones generales volvió a provocar un intenso debate en la reunión de la ejecutiva en la que se abordó este asunto, hasta el punto de que se pudo ver de nuevo la división de la formación sobre este asunto.

El presidente del PI, Jaume Font, defendió la opción de no presentarse a las elecciones, a pesar de que en una reunión previa del Consell General celebrada hace unos días la propuesta de la dirección fue la contraria. Eso motivó un acalorado debate entre los defensores de presentarse a las elecciones y los contrarios a ello.

Noticias relacionadas

Font logró finalmente que se aceptara su criterio basado en un ‘realismo económico’. Afrontar tres elecciones en un solo año es un enorme coste económico para los partidos y Font explicó que el gasto era inasumible tras el coste de las pasadas elecciones autonómicas. Font se mostró convencido, además, de que éstas no son las elecciones idóneas para el PI.