La galería Hauser & Wirth abrirá en primavera

| |

Valorar:
preload
Marc Payot, vicepresidente de Hauser & Wirth, junto a Manuela e Iwan Wirth, presidentes.

Marc Payot, vicepresidente de Hauser & Wirth, junto a Manuela e Iwan Wirth, presidentes.

La noticia se dio a conocer mundialmente durante la Feria de Arte de Basel de 2019 aunque el proyecto de abrir un centro de arte contemporáneo en un lugar tan singular como un islote del puerto de Maó, llevaba gestionándose desde 2017. De hecho, si no hubiera sido por la pandemia, la intención de la prestigiosa galería suiza era poder abrir sus puertas este mimo año.

Ahora habrá que esperar a la primavera de 2021, probablemente en mayo si nada lo impide, mientras se sigue trabajando incansablemente para que el nuevo espacio sea una realidad. El impacto cultural, económico y social que Hauser & Wirth puede representar para Menorca es hoy más que nunca, un gran balón de oxígeno para su futuro. De momento, la inversión inicial es de cuatro millones de euros.

CONTEXTO. Fundada en 1992 por Iwan Wirth, Manuela Wirth y su madre Úrsula Hauser, a quienes se unió en el año 2000 su socio y vicepresidente, Marc Payot, Hauser & Wirth es un negocio familiar basado en el arte con una mirada global que se ha expandido en los últimos 27 años desde su Zúrich natal hacia Londres, Hong Kong, Nueva York, Los Ángeles, Gstaad, Saint Moritz, Somerset y ahora Menorca.

Hauser & Wirth lanza el jueves su primera muestra simulada con la sede menorquina como escenario
Simulación virtual de lo que será el centro de arte de Hauser & Wirth en Menorca que se ha podido ver online desde el pasado mes de abril, cuando lanzaron la primera exposición en 3D como proyecto piloto que quieren utilizar en el resto de centros.

La galería representa a más de 75 artistas y legados que han sido esenciales a la hora de dar forma a su reputada identidad, que la proyecta como la galería más innovadora de las que existen en el planeta, inspirada por la multitud de actividades que habitualmente despliegan, y unidas por su compromiso con la cultura, la educación, la gastronomía, la conservación del patrimonio y la sostenibilidad. Pasiones todas ellas que el matrimonio Iwan y Manuela Wirth también tienen pensadas para Menorca de la mano de este nuevo centro de arte, en estrecha colaboración con las entidades menorquinas que comparten esta misma sensibilidad y con las que ya han empezado a tejer alianzas.

De hecho, fue el ejemplar trabajo de los voluntarios que integran la Fundación Hospital Illa del Rei lo que captó poderosamente la atención a la pareja suiza la primera vez que visitó los trabajos que llevan a cabo para recuperar el esplendor del islote del puerto de Maó. Su abnegada dedicación domingo tras domingo resultó clave para tomar la decisión de abrir un centro de arte que replicara el mismo modelo de éxito que Hauser & Wirth ya tiene en Durslade Farm, en Bruton, una pequeña localidad del condado de Somerset, al suroeste de Inglaterra, y que desde su apertura en 2014 han visitado más de 650.000 personas.
La idea entusiasmó no solo a la Fundación Hospital Illa del Rei que lidera Luis Alejandre, sino también al Ajuntament de Maó, que desde el primer momento se mostró favorable para llevar la propuesta a buen puerto en un espacio público.

El futuro centro podía aspirar a convertirse en el segundo proyecto que Hauser & Wirth tendría en España después del Chillida Leku de San Sebastián, y a nadie se le escapaba el potencial de lo que representaba para el turismo cultural de la isla, ni tampoco el hecho de que, pese a la naturalidad con la que se comporta el matrimonio Iwan y Manuela Wirth, estén situados en el tercer lugar de la lista Power 100 que confecciona anualmente la revista británica Art Review para determinar quién concentra en el mundo más prestigio e influencia en el sector del arte. El detalle de saber que pasan temporadas en Menorca y se encuentran como en casa también acabó decantando la balanza.

ARTE CONTEMPORÁNEO. El nuevo espacio cultural de la Illa del Rei estará ubicado en un edificio llamado Lángara, que tiene una superficie de 1.500 metros cuadrados, de los que más de mil metros estarán dedicados a exposiciones.

“No será una galería comercial sino un centro de arte que dispondrá de ocho espacios distintos que pivotarán alrededor del arte contemporáneo, para situarlo en el centro del discurso y acercarlo al visitante”, explica Mar Rescalvo, directora de Hauser & Wirth Menorca.

“Nuestra voluntad es que el arte contemporáneo no sea visto como algo incomprensible, sino que forme parte de nuestras vidas”, añade.

Como también sucede en sus otros dos centros de Los Ángeles y Somerset, el de Menorca tiene vocación de apertura para que cualquier ciudadano se sienta acogido y, por ello, el proyecto que lidera el arquitecto Luis Laplace junto a un equipo menorquín es muy integrador con el inmueble existente, recuperándolo de los escombros y manteniendo la estética para facilitar que la belleza interior y exterior permitan una interconexión de la Illa del Rei con Menorca. “Queremos que en ningún momento se pierda de vista el lugar en el que uno se encuentra”, detalla Rescalvo.

Otro elemento destacado será el jardín mediterráneo que está llevando a cabo el paisajista holandés Pete Udolf y que supondrá un must durante la visita, completada por una cantina-restaurante donde el producto local será protagonista.

“No seremos una galería en la que exista una única exposición anual sino que se irán sucediendo actuaciones. Nuestra intención es abrir de abril a octubre y nuestra propuesta inicial es que durante los meses centrales de verano -julio y agosto- se pueda visitar de 5 de la tarde a 12 de la noche, dejando las mañanas para visitas guiadas. La entrada será gratuita, como sucede con todos nuestros centros de arte en el mundo, y lo único que se tendrá que pagar es el transporte marítimo para llegar, ya que estamos en un islote dentro del puerto de Maó”, detalla la directora.

PROYECTO EDUCATIVO. Como cualquier galería de arte, el objetivo de Hauser & Wirth es también promocionar a sus artistas a través de los distintos espacios expositivos para hacer más visible todo su trabajo y, en el caso de Menorca, esta labor irá acompañada de un proyecto educativo en el que se pretende ponerlos en valor para comprender mejor su trabajo.

“Esto queremos que suceda transversalmente en todas las edades y por ello están previstas actividades de toda clase como por ejemplo las visitas guiadas, charla, conferencias, talleres para poner en contacto la obra con trabajos plásticos o las iniciativas que puedan surgir a partir de nuestro contacto con las distintas entidades locales”, explica Mar Rescalvo.

“En Somerset se reciben más de cien escuelas e instituciones al año y es que nuestra presencia, es internacional y se dirige no únicamente a los menorquines o a los residentes, sino que aspiramos a recibir visitas de todo el mundo”, comenta.

Un ejemplo de esta repercusión internacional es la difusión conseguida con la primera exposición virtual en 3D que promovieron el pasado 30 de abril, en pleno confinamiento, en la que se mostraron por primera vez dos de las salas menorquinas a través de la web de la galería en primicia mundial.

“La iniciativa surgió de nuestro propósito de reducir la huella de carbono y por ello hicieron unos modelos en tres dimensiones que ayudarán a ahorrar viajes innecesarios que se generan en cualquier exposición para entender el espacio y al mismo tiempo, conectar más personas a la cultura y el arte”, concluye la directora.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.