Pandemia de coronavirus

Claves para invertir en tiempos de incertidumbre y no dejarse llevar

| |

Valorar:

Intervención en el evento "Perspectivas Económicas para 2020" de día 30 de enero en Mallorca, en el que se habló del coronavirus y lo valoramos como una posible oportunidad de inversión.

30-03-2020Youtube: Luis García Langa

Vivimos en tiempos inciertos, donde el miedo se ha apoderado de la población, y los mercados financieros lo están reflejando. Las bolsas mundiales han caído de máximos a mínimos entre un 30 y un 40 %, el Ibex vivió el 12 de marzo la mayor bajada diaria de su historia y los inversores tienen pánico.

Para arrojar luz sobre las claves para invertir en tiempos de incertidumbre y no dejarse llevar ni por el pánico, ni por la euforia, el próximo día 8 de abril, a las 18:00 horas, Luis Alberto Ferreyra (director de SDC Analistas, agencia financiera de Andbank en Mallorca) y Luis García Langa (director y asesor registrado de Sidiclear SICAV) ofrecerán un webinar desde sus domicilios. Los que quieran participar tienen que registrarse aquí.

La historia se repite

Desgraciadamente, siempre pasa lo mismo en momentos de mucho miedo: mientras los pequeños inversores venden, los grandes compran y así lo estamos viviendo también en esta crisis. ¿Tiene sentido que las empresas valgan ahora la mitad de lo que valían hace un mes? Es la pregunta que se deben hacer los ahorradores que invierten su dinero para obtener una rentabilidad. Seguramente la respuesta será que no, es cierto que van a estar 2-3 o 4 meses sin actividad o con unos ingresos mínimos, pero ¿qué son 4 meses en la vida de una empresa? Ni mucho menos es la mitad de su valor.

De hecho esta crisis es única en la historia, no solo por el ritmo en la velocidad de las caídas en bolsa, también porque se trata de la única que tiene fecha de caducidad con un margen de error de dos meses. Sin embargo, las administraciones públicas están haciendo más esfuerzos que nunca ya sea vía ayudas directas de muchos gobiernos concienciados, vía ayudas indirectas de otros (como en España) o vía inyecciones de liquidez nunca vistas de Bancos Centrales.

Aquí vendría otra pregunta: ¿pueden salir las empresas reforzadas de esta crisis? De todas las anteriores han salido claros vencedores: con ayudas públicas, más liquidez y con el petróleo muy barato se pueden encontrar oportunidades y ver cómo empresas adquieren otras incrementando mucho su valor. Es repetitivo: los grandes compras gracias a las oportunidades mientras que los pequeños venden perdiendo parte de los ahorros que tanto les ha costado conseguir.

Sin embargo hay que hacer una advertencia: no todo vale, no todas las empresas ganarán e incluso alguna se puede quedar por el camino; dependerá del sector en concreto, de la salud financiera de la compañía tanto antes de la crisis como ahora, de las ayudas del gobierno donde tenga sus ingresos, así que elegir bien y diversificar entre las mejores es indispensable.