Catalina Picó, Andreu Palou y Maria Lluïsa Bonet, catedráticos de Bioquímica y Biología Molecular de la UIB. Los tres forman parte del Comité Científico Asesor de Alimentómica.

0

Meyo, el nuevo proyecto de Alimentómica, ha sido seleccionado para participar en el programa Food & Beverage de la plataforma de innovación Plug and Play, que tiene lugar durante tres meses en Silicon Valley. Allí han tenido diferentes encuentros bilaterales con empresas relevantes del sector y han participado en rondas para buscar financiación, además de recibir asesoría corporativa.

Meyo, que quiere referirse a ‘mi mejor yo’, es el último proyecto que está desarrollando Alimentómica, una spin-off de la UIB del departamento de Bioquímica y Biología Molecular. Se trata de una plataforma digital que pretende mejorar el autoconocimiento sobre la alimentación para mejorar nuestro estilo de vida.

Para ello, aglutinará todo el conocimiento que existe en la actualidad desde el punto de vista científico sobre nutrición y salud, y utilizará la inteligencia artificial para dar consejos personalizados a los usuarios en cuanto a dietas, recetas o diagnóstico sobre una alimentación equilibrada.

“Meyo está pensado para que el usuario suba al sistema una foto del plato que está comiendo, o que introduzca los datos de su pulsera deportiva y algunos datos sobre sus características físicas y, a través de los algoritmos, la plataforma le haría propuestas para mejorar su estilo de vida como dietas o propuesta de recetas, sabríamos si comemos de forma equilibrada...”, explica Francisca Serra, directora científica de Alimentómica.

“El problema -añade Serra- es que todos pensamos que comemos de forma saludable y no siempre es así. De manera que esta plataforma está pensada para controlar de manera específica lo que hace bien cada persona y lo que no hace bien, y que sea un tema dinámico”, indica.

Meyo es una iniciativa que va un paso más allá de su anterior proyecto, Metigentity, que daba recomendaciones personalizadas en función de un análisis genético. “La diferencia es que Metigentity estaba enfocada a profesionales como médicos, dietistas o entrenadores, que son los que entienden el resultado del test. Ahora, con Meyo queremos reducir la complejidad de los mensajes con inteligencia artificial y que los algoritmos hagan las interpretaciones más sencillas para mejorar el empoderamiento personal”, añade.

La idea de los impulsores es hacer una versión simple gratuita y que para servicios más completos se pague una pequeña suscripción o, en caso contrario, encontrar a un patrocinador. Meyo se ofrecería inicialmente en castellano para el mercado español y el latinoamericano, para en una segunda fase ampliar al inglés, francés y alemán. Sin embargo, podrían salir nuevas propuestas, como una en japonés.

Alimentómica es la primera empresa spin-off de la UIB y se constituyó como tal en 2011. Está liderada por el catedrático de Bioquímica y Biología Molecular de la UIB Andreu Palou. Nació con el objetivo de contribuir de manera eficiente a la nutrición de precisión a través de las nuevas tecnologías.

Para su creación y desarrollo ha contado con la ayuda y colaboración de la Oficina de Transferència de Resultats d’Investigació (OTRI) de la Fundació Universitat-Empresa de les Illes Balears (FUEIB), que le asesora en cuestiones relacionadas con las actividades que desarrolla.