Orientación de futuro para profesionales

| Palma |

Valorar:
preload
cof_vivid

cof_vivid

07-03-2019

La superación de la crisis financiera, la globalización y la aparición de las tecnologías de la información y la comunicación en todos los ámbitos sociales han impulsado en los últimos años la transformación del mercado laboral, que aunque continúe valorando las competencias profesionales clásicas, cada vez más requiere nuevos perfiles que se adapten a entornos complejos y cambiantes.

En este contexto Balears no es una excepción. Todo apunta que las compañías radicadas en nuestra comunidad seguirán cambiando y que se requerirá talento profesional basado en competencias disruptivas como la capacidad analítica e investigadora, la comunicación eficaz, el conocimiento de las nuevas herramientas digitales, la mentalidad crítica y la visión transversal y estratégica de los sectores productivos, como complementos a la formación universitaria. Estas competencias, los puntos fuertes personales y las clásicas herramientas que se utilizan a la hora de optar a un puesto de trabajo se pueden entrenar. Y este es el objetivo del Servei d’Orientació Professional ofrecido por la Fundació Universitat-Empresa (FUEIB) y financiado por el SOIB. Las instalaciones, ubicadas en el edificio de Sa Riera (Palma) y en las sedes universitarias de Menorca y Eivissa, acogen a siete profesionales que ofrecen atención individualizada a estudiantes o graduados de cualquier universidad del mundo. En estas sesiones, que son gratuitas, se proporcionan herramientas útiles y recursos actualizados para facilitar el proceso de búsqueda laboral.

Desde la puesta en marcha de este servicio el pasado mes de julio, más de 500 universitarios se han beneficiado de estas asesorías. Según explica la orientadora Eva Galmés, “nuestro servicio va dirigido a estudiantes y titulados de cualquier universidad del mundo. En un principio pensábamos que la mayoría tendría menos de 30 años, pero hemos constatado que también acuden a nosotros personas tituladas de cualquier edad y en cualquier situación laboral, lo cual nos reafirma en nuestra idea de que este servicio es necesario para poder satisfacer las demandas específicas de estas personas que no tenían un servicio de orientación especializado”. Las personas que se acercan a este servicio tienen, por tanto, perfiles muy variados, “desde estudiantes que buscan su primera experiencia laboral mediante unas prácticas extracurriculares, recién titulados que buscan su primer trabajo vinculado a sus estudios, titulados que están trabajando y quieren dar un giro en su carrera profesional, y titulados con amplia experiencia laboral que se encuentran en situación de paro”, apunta Galmés. Una de esas personas es María Aguilar, de 31 años, licenciada en Psicología y con un máster en psicología clínica. “Acudí a este servicio porque aún no he conseguido trabajar en mi campo. Encontrar empleo en el mundo de la psicología es complicado y gracias al asesoramiento que recibí pude explorar posibilidades del mercado laboral que no sabía ni que existían”, explica Aguilar.
El convenio con el SOIB ha sido clave para ampliar el servicio y contratar más personal en las tres delegaciones.