“El empresariado balear es modélico”

Valorar:
preload
Carlos Rodríguez asegura que BBVA apoya a las empresas en su transformación e internacionalización.

Carlos Rodríguez asegura que BBVA apoya a las empresas en su transformación e internacionalización.

11-07-2018

Carlos Rodríguez Escudero es el director regional de Banca de Empresas y Corporaciones de la Regional Este, que engloba la Comunitat Valenciana, Murcia y Balears. Licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad Autónoma de Madrid, máster en gestión comercial y marketing por ESIC y PDD por IESE, cuenta con más de treinta años de experiencia en BBVA.

¿Cuáles son sus principales retos?
En primer lugar, tengo que señalar que Valencia, Murcia y Balears son un mercado apasionante. En Balears, la referencia es la hostelería, con unas empresas de importancia internacional. Estar a disposición de todos nuestros clientes, con independencia de su tamaño, y ofrecer una respuesta adecuada a sus demandas es uno de los grandes retos.

Hace ya más de un año que BBVA puso en marcha el plan para empresas 1+9, ¿Qué balance puede hacer?
Los tres pilares básicos del modelo 1+9 son la autonomía, la especialización y la internacionalización, que supone una ventaja competitiva clave y diferencial, que nos diferencia de la competencia. Nuestra oferta para empresas pivota sobre el director de relación, que es una figura clave, y nueve especialistas, que han de estar perfectamente coordinados para que la experiencia de cliente sea excelente. Los especialistas que BBVA pone a disposición de las empresas son expertos en comercio exterior, servicios transaccionales, banca de inversión, mercados financieros, financiación a corto plazo, financiación a largo plazo, medios de pago, renting y expansión internacional.

¿A qué tipo de empresas va dirigida esta oferta?
Nuestro modelo de distribución se fundamenta en una segmentación de los clientes. Intentamos ofrecer siempre la mejor solución. El plan 1+9 está destinado a las empresas que facturan entre cinco y 200 millones de euros. Para las empresas por encima de 200 millones, que dependen del servicio que denominamos corporativo, también cuentan con los especialistas del 1+9, pero además incorporamos asesores de todas las unidades de producto de la entidad.

¿Y las pequeñas y medianas empresas?
Es evidente que una empresa de pequeño o mediano tamaño no tiene las mismas necesidades. Intentamos que todos nuestros clientes reciban la atención más adecuada a sus características. Crecer un 1% en tamaño aumenta un 5% las posibilidades de internacionalización.

BBVA se distingue en estos últimos años por su apuesta por el mundo digital, pero incide también en la atención personalizada.
Son compatibles. BBVA es pionero en la transformación digital y es una referencia internacional. Prácticamente, el 100% de las empresas que trabajan con BBVA lo hacen a través de la banca online. Ofrecemos la mejor experiencia a los clientes con el asesoramiento personalizado, cara a cara, y con nuestra oferta digital.

¿Cuántas empresas disponen ya en Balears del servicio especializado 1+9?
Alrededor de 1.500 clientes, que forman unos 300 grupos empresariales, aunque por otro lado se han de contar las empresas que dependen de la división Corporativa, y que son unos 550 clientes, que se engloban en unos 50 grupos.

¿Cuántas de estas empresas tienen a BBVA como banco principal?
Uno de los retos fundamentales es crecer en número de clientes, pero también priorizamos que BBVA sea el primer proveedor de las empresas. Según el estudio de posicionamiento, cerrado a finales de 2017, teníamos una cuota de negocio en empresas superior al 30%. De ellas, casi el 16% nos tenía como primer proveedor. Nuestra obsesión no ha de ser solo tener una cuota de negocio importante, sino que seamos el primer proveedor.

¿Cómo catalogaría la salud de las empresas de Balears?
Llevamos unos cuantos años en los que la economía de Balears crece con solidez. El pasado año creció en torno al 3% y está previsto que este año el incremento sea parecido y que en 2019 alcance el 2,6%. De esta manera, se crearían en Balears 36.000 puestos de trabajo y la tasa de paro quedaría en torno al 7%, muy cercano al mínimo histórico que se alcanzó en 2006. Son datos muy favorables para las empresas de Balears y que dejan clara su enorme fortaleza.

El tópico asegura que los ciudadanos de Balears son prudentes y reservados. ¿Se nota en el mundo empresarial?
Yo diría que el empresariado balear es prudente. Durante la crisis, los empresarios de las Islas lo han hecho muy bien, han realizado un proceso de desapalancamiento muy importante y han mirado al exterior. Además, han sido muy prudentes a la hora de contener el gasto y de analizar con detalle las inversiones. El empresariado balear es modélico.

Y tiene un nivel de endeudamiento soportable.
Yo diría que muy ajustado a sus posibilidades. En este sentido, han hecho grandes esfuerzos en contención del gasto en los últimos años.