El Govern exige a Madrid un nuevo REIB

|

Valorar:
preload
El REIB reclama una bonificación basada en la reducción del 75% de las tarifas de los servicios de transporte aéreo.

El REIB reclama una bonificación basada en la reducción del 75% de las tarifas de los servicios de transporte aéreo.

P. Pellicer

El Govern está decidido a impulsar un nuevo Régimen Especial para las Illes Balears (REIB). Cuenta con el apoyo de todos los partidos políticos con representación parlamentaria en Balears y más de 80 entidades, lideradas por el Cercle d’Economia. La presidenta del Govern, Francina Armengol, ha presentado un primer documento de trabajo titulado “Hacia un nuevo Régimen Especial de les Illes Balears”. Plantea cuatro ejes -transporte aéreo y marítimo, compensación de la insularidad para determinados sectores productivos, fiscalidad y fondo insular de Balears e inversiones públicas- y un total de 23 medidas para compensar el coste de la insularidad. Las 23 propuestas que recoge el documento inicial serán ampliadas en un futuro inmediato gracias a las negociaciones del Govern mantiene con diferentes sectores.

Entre las medidas relativas al transporte aéreo y marítimo propone bonificaciones por parte del Estado del 75% del precio de los billetes, que en vuelos interinsulares se aplica desde hace pocas semanas. Apuesta también por el establecimiento de un nuevo modelo de cogestión aeroportuaria.

Compensar la insularidad es el gran reto del REIB. El documento presentado por Armengol contempla también reformas en sectores como el energético, fomentando el uso de las energías renovables.
En educación, se pretende bonificar a aquellos estudiantes que hayan elegido una carrera que no se ofrece en la Universitat de las Illes Balears (UIB). Además, establece otras medidas para el sector primario, la sanidad, la vivienda y el empleo.

Pretende también la implantación de diferentes medidas fiscales. Se contempla una reducción lineal en los tipos impositivos del IVA general y reducido, pero no en el superreducido. Quiere también compensar los costes derivados de la inversión empresarial. Una de las opciones que maneja el documento es aumentar el porcentaje de deducción del Impuesto de Sociedades por actividades de innovación tecnológica (45%) respecto al resto de territorio peninsular (12%).

Finalmente, está prevista la creación de un Fondo Insular de Balears, que saldrá íntegramente de los Presupuestos Generales del Estado. Este Fondo se destinará al mantenimiento de infraestructuras ferroviarias y de carreteras, a la diversificación del sector turístico, a la conservación del medio ambiente y a la recogida y transporte de residuos.

UNANIMIDAD. Hay un amplio consenso en considerar que Balears necesita un nuevo REIB. La unanimidad no garantiza la aprobación del REIB en el Parlamento español, donde en más de una ocasión se ha visto cómo los diputados de Balears votaban lo contrario a lo que habían defendido en las Islas. De hecho, el descuento del 75% para los vuelos interinsulares de reciente aplicación ha sido posible gracias a la necesidad de apoyos del Gobierno de Mariano Rajoy para aprobar los presupuestos. El único diputado de Nueva Canarias exigió la ampliación del descuento hasta el 75% y Mariano Rajoy confirmó en Palma que los ciudadanos de Balears también se beneficiarían de la medida.

Balears ya cuenta con un Régimen Especial (REB) que se encuentra en vigor desde el 29 de julio de 1998. Aunque este REB no ha conseguido mitigar los efectos de la insularidad y nunca ha sido plenamente desarrollado.

El último intento de modificación del REB fue poco antes de la finalización de la legislatura presidida por José Ramón Bauzá. Proponía introducir un nuevo incentivo fiscal para promover las inversiones en Balears, paliando los costes de la insularidad de las empresas y autónomos. Esta propuesta ha sido incorporada al documento de Armengol.

El Govern ha establecido cuatro principios irrenunciables para tratar la insularidad. A igualdad de actividad, igualdad de coste; el REIB no sustituye el gasto público del Estado en las Illes; las mejoras que la Unión Europea (UE) dicte para territorios insulares se tienen que aplicar a Balears, y las medidas sobre insularidad que son buenas para Canarias, también lo son para las Islas.

CANARIAS. Algunas de las propuestas formuladas en el REIB toman de referencia el Régimen Económico y Fiscal (REF) de Canarias. Así, el REF justifica varias de las medidas que reclama el Govern.
La principal diferencia que existe entre Balears y Canarias es que esta última está reconocida por la UE como territorio ultraperiférico. Esta situación concede a Canarias beneficios en política aduanera y comercial, en política fiscal, agrícola y pesquera y en las condiciones de abastecimiento de materias primas y bienes de consumo básico.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.