El golf de Son Termes.

TWL
2

La International Golf Travel Market (IGTM) tendrá lugar en Son Termes (Mallorca) del 14 al 17 de noviembre. La feria, que se celebró por vez primera en 1998, se ha consolidado como el evento más importante de la industria turística de golf. Celebrar la IGTM en la isla es una magnífica oportunidad par posicionar a Mallorca como destino de golf. Con un prespuesto de 930.000 euros, tendrá unos 4.000 metros cuadrados que acogerán a más de 500 expositores y está prevista la presencia de 1.200 profesionales.

Se concentrarán en Son Termes más de 400 representantes de touroperadores de golf y tendrán presencia en la feria más de 750 campos de golf, resorts, hoteles... Inicialmente, la feria tenía que celebrarse en el Palau de Congressos de Palma, pero el retraso en las obras de construcción y, posteriormente, en la adjudicación de la gestión ha hecho inviable esta opción.

Mallorca dispone de 22 campos de golf, que conforman una oferta variada para los aficionados. Los principales competidores de Mallorca son la Costa del Sol, la Costa Dorada, el Algarve y Turquía.

El turista de golf es especialmente atractivo porque llega a la isla en temporada baja. De hecho, los mejores meses para los golfistas son marzo, abril, septiembre y octubre. Además, el turista de golf tiene un alto poder adquisitivo, muy por encima de la media. En este sentido, un estudio elaborado por la Agència del Turisme de Balears en 2014 señalaba que el gasto medio de un golfista era de 160 euros por día, mientras que la media anual de los visitantes de la isla era de 138 euros.

No hay ninguna estadística reciente sobre el número de turistas que llegan a Mallorca con el golf como principal motivo de su viaje. En todo caso, considerando que se venden en Balears unos 650.000 green fees al año se puede calcular que llegaron a la isla más de 150.000 turistas de golf.

Mallorca es un destino ideal para los aficionados al golf, puesto que cuenta con 22 campos, de características muy diferentes en un espacio limitado y cercano. La estancia media de los turistas de golf ronda los siete días y es habitual que destinen cinco a jugar -casi siempre en un campo diferente cada día-.

El turista de golf es, además, especialmente activo. Juega por la mañana y durante unas cuatro horas y media aproximadamente. Es un turista aficionado al buen comer, que sale de copas, que compra en comercios, alquila coches y se interesa por la cultura local. Son, fundamentalmente, alemanes, británicos y escandinavos.

El turismo de golf genera gran actividad económica y, además, en temporada baja. Los diferentes campos existentes en Mallorca son, evidentemente, los grandes beneficiados, aunque no los únicos. Restaurantes, comercios, rent a car y cualquier oferta de ocio es susceptible también de contar con el favor de los golfistas. Además, los hoteles aprecian mucho la contribución de los golfistas en temporada baja. De esta manera, establecimientos como el Castillo Hotel Son Vida, el Hotel Valparaíso, el Hotel Nixe Palace, el Hotel Meliá Palas Atenea, el Hotel Tryp Bellver, el Viva Zafiro Alcúdia, el AC Ciutat de Palma, el Iberostar Playa de Palma, el Hotel Salt Garonda, el Iberostar Royal Cristina y el Hotel OD Portals colaboran con la IGTM.

Son Termes, que se alquilará durante 18 días, es una possessió que se dedica a la organización de banquetes, eventos y todo tipo de presentaciónes desde 1966. La sala Oliver de Termes y varias carpas exteriores acogerán los diferentes estands.

Los asistentes a la feria, además de un torneo de golf previo, podrán disfrutar de diferentes actividades.