Especializarse para ganar competitividad

|

Valorar:
preload
Especialización de los municipios de Balears en el sector servicios

Especialización de los municipios de Balears en el sector servicios

12-08-2016

La especialización y la mejora de la productividad son dos recursos con los que cualquier economía puede luchar para ser más competitiva. En el caso de Balears, buscar estrategias que mejoren el modelo actual se ha convertido en una necesidad. Todos los municipios de las Islas sin excepción están profundamente orientados a los servicios. De hecho, en el municipio donde tienen menos peso, Maria de la Salut, aportan el 55,6% del Valor Agregado Bruto (VAB). Y, en cambio, es en la Serra de Tramuntana donde se encuentran los núcleos más terciarizados: Escorca, Deià y Estellencs llegan al 95% de VAB proveniente de los servicios.

El Valor Agregado Bruto es un indicador que mide el resultado de las actividades producidas en un territorio durante un tiempo determinado, por lo general un año. Es equivalente al PIB antes de impuestos y se calcula sumando el valor total de los bienes y servicios producidos y restándole los bienes intermedios que se han utilizado para obtenerlos (materias primas y suministros), ya que en caso contrario se contarían dos veces.

El VAB por sectores ofrece una aproximación a la especialización de cada municipio, ya que indica la importancia de cada sector. Hay que tener en cuenta que en municipios pequeños, una empresa de cierta magnitud puede distorsionar la estadística, y cabe la posibilidad de que las empresas con domicilio fiscal en un municipio no tengan ninguna relación con él a efectos prácticos. No obstante, esta información ofrece un nuevo y valioso punto de vista para la futura proyección de la economía productiva local.

La Fundació Impulsa, de carácter público privado, trabaja para generar toda una serie de datos e información y ponerla a disposición de las personas e instituciones que toman decisiones. Son estos, insisten, los que tienen que poner las bases del modelo de futuro con base en dos objetivos: la desestacionalización del turismo y la apuesta por otros sectores.
De hecho, y en esta línea, el Govern presentó días atrás la Ley de Industria que aprobará el año que viene para impulsar el sector y apoyar la internacionalización, de manera que se establezca la base para un nuevo modelo económico de crecimiento sostenible.

COMPARATIVA. En este sentido, Impulsa ha lanzado una herramienta online muy visual que sirve para conocer cuál es la situación de cada sector en los 67 pueblos de las Islas, desde tres puntos de vista.

En primer lugar ofrece una información del Valor Agregado Bruto de los cuatro sectores (servicios, agricultura, industria y construcción) y 20 subsectores. Estos datos se conocen tanto en términos absolutos como porcentuales, con lo que se puede dibujar al 100% la estructura productiva de cada uno de los municipios, el número de empresas y la ocupación por cada subsector.

También proporciona una comparación sectorial por municipios, lo que permite visionarlos en un mapa de Balears, por ejemplo, por grado de especialización en agricultura, de más a menos. Impulsa lo llama ‘visión intrarregional’.

Y en tercer lugar, compara el grado de especialización de cada sector con las 264 regiones de la UE de los 28, es decir, una ‘visión interregional’.

Al final, los objetivos se pueden sintentizar en identificar en qué áreas destaca y está especializado cada municipio, y ver de qué manera se relaciona con los de su alrededor.

SECTOR SERVICIOS. La economía balear, y esto no es nuevo, está completamente dominada por el sector terciario.
Ochenta y siete euros de cada cien que se generan en la economía balear provienen de los servicios, del que forman parte catorce subsectores: alojamiento y restauración; comercio y reparaciones; transporte y almacenaje; información y comunicaciones; actividades financieras y de seguros; actividades inmobiliarias; actividades profesionales, científicas y técnicas; actividades administrativas y auxiliares; administración pública, defensa y Seguridad Social; educación; sanidad y servicios sociales; actividades recreativas, artísticas y de entretenimiento; actividades de los hogares (servicios domésticos y autoproducción), y otros servicios.

La terciarización de la economía es un hecho desde hace décadas, pero esta tendencia es cada vez más acusada. En concreto, del total producido en Balears, restando los impuestos, 20.929 millones de euros en 2014 se generaron en el sector servicios, el 87,3%.

O lo que es lo mismo, si el valor agregado bruto por persona es de 21.732,98 euros, 18.967,64 euros tienen su origen en los servicios.

De entre las diferentes actividades y subsectores, los que más importancia tienen en la economía balear son el alojamiento y la restauración (agregan el 18,8% de toda la riqueza balear), las actividades inmobiliarias (16,8%) y el comercio y las reparaciones (11,9%).

Estos sectores predominan hasta el punto dee que Balears es la cuarta región de la Unión Europea de los 28 más especializada en comercio, transporte, alojamiento y restauración. En concreto, en el Archipiélago estas cuatro actividades suman el 36,2% de todo su Valor Agregado Bruto. Solo superan a Balears las islas griegas del Egeo Meridional, (46,6%), las Islas Jónicas, también de Grecia (41,9%), y el Algarve portugués (36,7%).

POCO TERCIARIZADOS. Los municipios con menos peso de actividades del sector servicios son Maria de la Salut (55,6%), Lloseta (58,9%) y Ferreries (59,9%). Las razones que explican esta menor importancia del terciario son varias: mientras que en el primer caso la construcción es muy relevante, Ferreries se dedicada a la industria del calzado y Lloseta cuenta con la empresa Cemex. Les siguen Porreres (62,7%) y Vilafranca (65,7%), ambos con una situación similar a Maria, ya que la construcción y la agricultura son más significativos.

El resto de municipios con una penetración del sector servicios inferior al 75% son Petra, sa Pobla, Binissalem, Santa Maria, Costitx, Montuïri, Mancor, es Migjorn Gran y Llubí.

Lo más habitual en Balears es que alrededor del 85% de la generación de riqueza provenga de los servicios. Es así en concreto para municipios como Capdepera (85,5%), es Mercadal (85,6%), Sant Joan de Labritja (85,8%), Puigpunyent (85,9%), Marratxí (86,2%), Esporles (86,2%), Sencelles (84,5%), Santa Eulària (84,1%), Sant Llorenç (84%) y Ariany (84%).

MUNICIPIOS LÍDERES. Los datos ponen de manifiesto que los municipios más terciarizados son los de la Serra de Tramuntana con poca población. El primero de la lista es Escorca, donde un 95,7% de su Valor Agregado Bruto proviene de los servicios. Es decir, que prácticamente no hay ni industria ni agricultura ni construcción.

En segundo lugar se sitúa Deià, que está prácticamente en la misma situación, con un 95,3% del sector servicios dentro del conjunto de la economía local.

Y el tercero es Estellencs, con un 95%. También tiene una estructura sectorial similar basada sobre todo en el turismo y los servicios complementarios.

Completan la lista Banyalbufar (94,2%), Alcúdia (93,8%), Son Servera (93,7%), Valldemossa (93,1%), Alaró (91,7%), Eivissa (91,6%), Calvià (91,3%), Maó (91,1%), Pollença (90,5%), Formentera (90,5%), Santanyí (90,4%) y ses Salines (90,3%), todos con un valor agregado bruto mayor del 90%.

Como puede observarse, se puede afirmar que todos los pueblos con más del 90% de actividad procedente de los servicios son de costa, con una sola excepción: Alaró, que registra una gran actividad del sector inmobiliario.

Para el resto, tener mar, y con ello una industria hotelera y servicios de restauración, significa mayor terciarización de la economía y una práctica desaparición del resto de sectores.

De hecho, los datos revelan que la verdadera diferencia entre municipios no es que haya más o menos dependencia del sector servicios, que la hay, sino en qué grado se conservan la industria, la agricultura y la construcción.

El alcalde de Escorca, Antoni Solivellas, no se sorprende por que su municipio figure como el más terciarizado de Balears: “El hecho de que tengamos 241 habitantes distorsiona siempre todas las estadísticas”, explica, y añade que el elevado número de turistas que llegan a la localidad “hace aumentar su riqueza”. “El monasterio de Lluc es uno de los lugares más visitados de Mallorca en primavera, un flujo de turistas que se traslada en verano a sa Calobra, que vive el boom de marzo a octubre”, afirma.

POR ISLAS. Por islas, Formentera es la más terciarizada, ya que de cada 100 euros que genera su economía, 90,50 euros vienen de actividades del sector terciario, mientras que solo los otros 9,50 euros provienen de la agricultura, la industria y la construcción sumados. La siguiente es Eivissa, con un 89,4% de actividades de servicios.

Sigue Mallorca, con un 87,1% de peso de los servicios en su economía. Y donde menos peso tienen es en Menorca, que se queda por debajo de la media con un 84,5%. De manera que, aunque sigue siendo la isla con más actividad del sector primario y secundario, ha perdido su rasgo diferencial durante décadas, que fue el equilibrio intersectorial de la agricultura, la industria y los servicios, que tenían prácticamente la misma importancia en su economía.

HOTELES Y RESTAURANTES. ¿Cuáles son los municipios de Balears más especializados en alojamiento y restauración? Son Servera, Ariany y Alcúdia. Esta es la respuesta que se desprende de las cifras. En cuanto a Son Servera (58,9%) y Alcúdia (49,7%), se trata de municipios muy especializados en turismo, que además padecen una acusada estacionalidad. Sus zonas turísticas -Port d’Alcúdia y Cala Millor principalmente- cuentan con una gran planta hotelera dedicada sobre todo al turismo vacacional familiar de sol y playa. En cuanto a Ariany, un municipio sin costa del centro de Mallorca, ocupa la segunda posición con una especialización del 52,7%.

Natalia Troya, alcaldesa de Son Servera, pone de manifiesto que Cala Millor, que incluye los municipios de Son Servera y Sant Llorenç, es “la tercera zona turística de Balears con más plazas de alojamiento hotelero”, lo que unido a la oferta complementaria como el comercio y la restauración, magnifica el sector servicios. Además, señala que “a pesar de ser hoteles maduros dedicados sobre todo al turismo familiar de sol y playa, se están renovando prácticamente todos”.
Por su parte, la primera vara de Ariany, Joan Ribot, atribuye el segundo puesto a la gran importancia de la restauración: “A pesar de no tener costa, el grupo de restaurantes de Ses Torres, que incluye también Binicomprat, Son Sant Martí y el Hipódromo, es muy significativo en comparación con lo pequeño que es el pueblo, y tenemos también el primer hotel social de interior”, indica, y añade que son un pueblo “pequeño pero muy despierto” que apuesta por la diversificación conservando la fisonomía típica del Pla.

En cambio, los municipios menos especializados en alojamiento y restauración son Alaró (4,9%), Marratxí (7,8%) y Mancor y Costitx (ambos con un 8,6%), donde los restaurantes, bares y alojamientos hoteleros y extrahoteleros tienen una incidencia limitada en su capacidad de crear riqueza.

La media de especialización en alojamiento y restauración es en Balears del 18,8% aunque registra el 17,6% en Menorca, un 17,5% en Mallorca, en Eivissa alcanza el 27% y es todavía mayor en Formentera, con un 37%.

EN ALARÓ, INMOBILIARIA. Siempre según los datos recopilados por la Fundació Impulsa, Alaró es el municipio más especializado en actividades inmobiliarias. De hecho, un 64,7% de su valor agregado bruto proviene de esta actividad.
Le siguen Banyalbufar, con un 56,6% de Valor Agregado Bruto dedicado a la inmobiliaria, y Pollença, con un 44,3%.
Estos tres primeros de la lista registran resultados muy alejados de la media, que en Balears es del 16,8%.
También destaca la cuarta posición de Valldemossa, con un 41,1% de peso sobre la economía, Fornalutx (35,8%), Estellencs (35,6%), Deià (35%), Andratx (33,1%) y Santanyí (30,3%). Se trata de municipios turísticos con un alto porcentaje de residentes extranjeros, con una gran oferta de chalets y residencias de lujo y donde la demanda de viviendas de alto standing está creciendo en los últimos meses.

Aina Munar, alcaldesa de Alaró, destaca las cuatro inmobiliarias ubicadas en el municipio, que elevan el volumen de actividad del sector en un pueblo de poco más de cinco mil habitantes: “Alaró está cerca de Palma, Inca y la Serra, y tiene una gran oferta turística con agroturismos, hoteles de interior, alquileres vacacionales, comercios y bares y restaurantes, lo que justifica que las inmobiliarias quieran ubicarse aquí”.

Por islas, la más especializada en actividades inmobiliarias es Eivissa (21% de VAB) y la que menos, Formentera (15%).

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.