Balear del Toldo: el placer de estar bajo la sombra

|

Valorar:
preload
Juan Pablo Muntaner es el gerente de Balear del Toldo.

Juan Pablo Muntaner es el gerente de Balear del Toldo.

15-02-2015

En pleno boom del turismo, en los años 60, el empresario Juan Muntaner fundó Balear del Toldo, dedicada a la fabricación de todo tipo de cubiertas y cerramientos. Desde entonces siguen creando sombras con la misma filosofía: aplicar los materiales y el diseño más adecuado a cada espacio y necesidad.

Hoy en día la compañía está liderada por Juan Pablo Muntaner y Miguel Rodríguez. Muntaner, que ejerce de gerente, pone de manifiesto que Balear del Toldo fue una de las primeras empresas especializadas que surgieron en Mallorca y que destacan “por vender gamas de alta calidad, con la garantía de que pueden durar muchísimos años”.

DISEÑO Y ESTILO. El diseño y el estilo, además de la calidad y la funcionalidad, son hoy primordiales en un toldo, pues también contribuyen a crear la imagen de marca. “Por este motivo somos innovadores en diseño, colores y gamas de productos. Intentamos que cada cliente tenga su toldo, no copiar y que no haya dos iguales”, afirma. Un ejemplo de las tendencias es que actualmente vuelve con fuerza el hierro, que gana terreno al aluminio, y se llevan los toldos antiguos, de estilo retro, a la vez que los modernos para soláriums y chill out.

En cuanto a modas, Muntaner añade que hoy en día “de un toldo se pide que proteja del sol y cada vez más también de la lluvia”. Por este motivo, la calidad del material es fundamental, ya que tiene que ser resistente al agua y al sol.
Balear del Toldo se dedica a la fabricación y montaje de toldos, carpas, velas, cerramientos de aluminio, techos móviles y fijos, y además han incorporado las cortinas de interior y exterior y las cortinas tradicionales, además de ser especialistas en la fabricación de chill out.

Muntaner está especialmente orgulloso de ser distribuidor oficial en exclusiva de la marca italiana de toldos Shadelab.

Sus clientes son principalmente particulares, comercios, restaurantes y hoteles, y a todos les ofrecen el mismo servicio: acuden al domicilio para observar el espacio del que disponen y tomar las medidas, encargan el material y en su taller del polígono de Can Valero llevan a cabo la tarea de fabricación y ensamblaje. De este modo, el tiempo medio del servicio desde el encargo hasta que se monta el toldo es de 10 a 15 días, según explica el gerente.

El servicio de mantemiento tiene mucha demanda. Consiste en recoger el toldo cuando se acerca el invierno, limpiarlo y montarlo a principios del verano. Así consiguen que el toldo dure más tiempo en perfectas condiciones.

Juan Pablo Muntaner asegura que la clave del éxito de su negocio es “ofrecer primeras calidades a buenos precios”. “La competitividad en Mallorca es muy buena y por este motivo cada vez tenemos más clientes extranjeros residentes: antes compraban el toldo en su país de origen y cada vez más optan por las empresas locales”, afirma, y apunta que ofrecen diferentes fabricantes y materiales en función de las necesidades y preferencias de cada cliente.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.