Más ruedas y menos bolas

| Palma |

Valorar:

La llamada generación de los ‘baby boomers’ incluye a los nacidos entre 1946 y 1959. La primera cohorte cumple este año 70. Empezó a jubilarse hace ya más de cinco años.

Es la generación más numerosa y rica de la historia de la humanidad. No está dispuesta a aceptar sin más las pautas de conductas impuestas por generaciones anteriores, puesto que física y mentalmente se consideran más jóvenes. Algunos de los cambios que están empezando a imponer tienen importantes consecuencias en el mundo del turismo.

La coincidencia de estas jubilaciones con la crisis ha tenido como consecuencia un bajo cumplimiento de las previsiones de los inversores en sectores considerados seguros y de futuro. En primer lugar el golf. El número de jugadores ha disminuido en todo el mundo desde el punto más alto en 2010.

Algo similar está ocurriendo con el esquí, con el número de esquiadores en baja desde 2012 en Austria, Canadá, Suiza, Italia y Francia.

El nuevo deporte de los jóvenes jubilados es la bicicleta. Es una práctica sana, barata, accesible y con numerosas variantes. Los nuevos jubilados europeos llevan montando en bici desde que eran niños. El pasar de una forma de transporte ciudadano a una actividad turístico-deportiva no les está costando ningún trabajo. La variedad de actividades ciclistas, en carretera, de montaña, cicloturismo , permite a cada uno ejercer esta actividad de la manera más conveniente. Excepto el declive de veinte años entre 1970 y 1990, en época del desarrollismo, el uso de la bicicleta ha estado en constante crecimiento a partir de entonces.

En Europa se realizan 2.300 millones de viajes anuales, con un gasto de 44.000 millones de euros, según un estudio de la Junta de Andalucía de 2014, de los cuales unos 9.000 se realizan en viajes con pernoctación.

El llamado cicloturismo ha encontrado un tesoro en la utilización de las vías verdes, antiguas vías de ferrocarril, de las que hay 7.000 kilómetros en Francia, paraíso de este tipo de turismo, mientras que en España hay 2.000 kilómetros operativos y 6.000 de trazado ferroviario en desuso.

España ocupa el décimo lugar en pernoctaciones de ciclistas, mientras que es el primero en pernoctaciones turísticas en general. El coste de la inversión, tanto en vías verdes como en otras rutas para ciclistas, y el de mantenimiento son mucho menores que los de otros equipamientos deportivos, como los campos de golf o las estaciones de esquí. Son infraestructuras respetuosas con el medio ambiente.

Algunos destinos turísticos, especialmente Mallorca, son bien conocidos en el mundo del ciclismo aficionado europeo, pero otros con grandes posibilidades, como Extremadura, son desconocidos. La administración central no hace promoción de esta actividad tan beneficiosa, mientras que sí promueve el golf.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.