Dos años de éxitos y a por muchos más

| | Palma |

Valorar:

Felicitamos a El Económico por su segundo aniversario. Dos años de información económica durante los que la FEHM ha intentado aportar, a través de noticias, reportajes, entrevistas o artículos de opinión, las líneas que el sector empresarial entiende deberían regir la política turística internacional, nacional, autonómica o local.

Han sido años en los que el sector turístico ha recobrado un protagonismo especial en el progreso y recuperación económica de esta comunidad. Representando el 45,5% del total de PIB balear, el turismo aportó cerca de 12.000 millones de euros; 2.246 millones de euros de recaudación, lo que significa más del 39% del total de impuestos que ingresa la administración autonómica. Para que se entienda, en Balears el sector turístico genera más de 33 millones de euros de ingresos diarios y devenga cada día más de 6 millones de euros en impuestos.

En materia laboral Balears lleva más de dos años generando empleo neto. En 2014 la cifra de ocupación del sector turístico ha superado los 160.000 -un 35% del empleo total en Balears-, se han creado más de 5.000 nuevos puestos de trabajo, solo en el sector alojamiento. Además, consecuencia de las inversiones hoteleras, se han creado 10.200 puestos de trabajo en el sector de la construcción y auxiliares en el invierno 2014-2015. Y es que la dotación de más servicios y más especializados en los establecimientos hoteleros, como resultado de las obras de actualización, está permitiendo incorporar a las plantillas de los hoteles nuevos puestos de trabajo y de mayor valor, un 13% más de media concretamente. Con todo, el sector hotelero está generando 14 nuevos puestos de trabajo diarios en el último año, un 11% más en relación al año anterior.

Significativo es también que la creación de nuevos puestos de trabajo se produce sin aumentar la oferta de plazas hoteleras (no supera en el cómputo global el 3%) mientras sí ha crecido sustancialmente la residencial, lo que demuestra que la generación de puestos de trabajo ha venido básicamente vinculada al sector hotelero.

Esta positiva evolución culmina con los datos de la actual temporada 2015, en los que se han conseguido alcanzar cifras récord en llegada de turistas, un 4% más que el año anterior; un 9% más de gasto –acumulados desde enero más de 6.800 millones de euros-; un 3,4% más de pernoctaciones hoteleras y un mes de julio en el que Balears presenta el mayor grado de ocupación por plazas de España con el 89,2%.

Desde la FEHM pensamos que estos datos no se dan por casualidad. Explicamos esta tendencia envarios puntos. Primero, de la creación de un marco normativo que ha impulsado la inversión. Segundo, un esfuerzo inversor (más de 750 millones de euros en los dos últimos años) sin precedentes por parte del empresariado hotelero. Tercero, fruto de este impulso inversor se ha conseguido una mejora de la competitividad empresarial, lo cual se ha traducido en un incremento de la calidad, mayor diferenciación, progresivo alargamiento de la temporada y generación de empleo y de bienestar para la sociedad.

Y es que la apuesta por la diversidad y especialización de la oferta explica que la planta hotelera haya basado esta progresión de los últimos años en la mejora de la categoría de sus establecimientos, incrementado en los últimos tres años un 33% el número de hoteles de 5 estrellas, y llevando a cabo 250 aumentos de categoría, 178 aumentos en la isla de Mallorca.

La reciente historia social y económica de Baleares es pues una historia de éxito colectivo, y responde, en primer lugar, a la pujanza y determinación de esta sociedad por progresar y avanzar, y en segundo, al éxito y carácter emprendedor de nuestros empresarios que lo han hecho posible. No obstante, vivimos de una industria sumamente vulnerable en un entorno altamente competitivo. Por eso, pensamos desde la FEHM, hay que poner la vista en consolidar lo conseguido, comprometiéndonos a dinamizar el círculo virtuoso de la inversión (inversión-empleo-competitividad-riqueza-bienestar-inversión-etc.).

Para ello planteamos tres grandes retos que el sector económico-turístico debería abordar y por tanto donde se deberían concentrar los esfuerzos para el 2015. En primer lugar seguridad jurídica a empresas, trabajadores, consumidores y sociedad civil. Normas simples, homogeneizadas, que garanticen igualdad de oportunidades y que protejan a toda la cadena de valor productiva; como segundo gran reto crecimiento territorial cero, concentración en la renovación y actualización de lo existente sin consumo de territorio, impulso a la inversión privada, búsqueda de fórmulas imaginativas para avanzar en la inversión pública; el último y no por ello menos importante, continuar el impulso reformista de la administración que permita el crecimiento en tamaño de las empresas, la racionalización de la administración llevando inexorablemente a una reducción de la presión fiscal, y mayor flexibilidad laboral con incentivos a la contratación.

La consecución de estos tres retos debe permitir instalarnos en un modelo cualitativo, basado en diferenciación, en añadir valor, a través de la inversión productiva, en destinos modernos, reconvertidos como zonas maduras con una amplia inversión privada, en servicios públicos y privados de alta definición, en gestión y retención de talento, en inversiones en innovación, en producto, en procesos, en gestión pública más eficiente asistida en la toma de decisiones por el sector privado, en trasferencia de conocimiento interna y externa, etc. En definitiva, en un modelo económico turístico que, con un marco normativo claro, sencillo, aplicable a la realidad de la industria, facilitador de la inversión, y potenciador de la inversión pública, nos permita seguir manteniendo nuestra posición de liderazgo turístico.

Celebramos el éxito alcanzado por El Económico en estos dos años y deseamos que por muchos más pueda seguir siendo el reflejo del éxito económico turístico de Balears.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.