Imagen de un salón revestido con los materiales de Cemento Decorativo.

0

Con más de 20 años de experiencia en el sector, Cemento Decorativo ha impuesto en Eivissa su rigor y técnica como la empresa predilecta en revestimientos naturales y pavimentos pioneros en la isla. La compañía que dirige el madrileño José Albertos Gómez es especialista en la decoración con cemento. Su prominente abanico de propuestas y un cuidado servicio postventa han llevado a la empresa radicada en Eivissa a decorar viviendas tan exclusivas como la de Zinedine Zidane o establecimientos de lujo como Destino o Lío.

“En Eivissa comenzamos bajo la influencia de estilos como el balinés o el de Marrakech, que eran los que tenían pavimentos continuos de cemento o de cal. A la colonia francesa que había en la isla le gustaban esos acabados, sin punta, y comenzó a triunfar esta técnica, pionera en EEUU, donde viví y aprendí a sacar cementos con mínimos espesores y revestimientos de alta resistencia”, explica José Albertos desde el despacho de la ecléctica nave que Cemento Decorativo posee en la capital.

Como analiza, la tendencia actual para revestir viviendas y locales dista mucho del estilo minimalista que triunfó hace años. “Ahora se lleva el mate y lo antiguo. La tendencia de belgas, holandeses, ingleses o franceses –sus principales clientes– son pavimentos como si fueran antiguos, algo envejecidos, e incluso con imperfecciones. Nos piden pavimentos continuos y viejos; lo que pedían hace veinte años”, suspira el máximo responsable de la empresa ibicenca, quien recuerda que son “especialistas” en estos tipos de firmes “porque son las técnicas con las que empezamos”. “Es como la música o la estética, donde siempre vuelve a ponerse de moda lo de antes”. “Ahora no quieren nada de brillos y prefieren lo ‘vintage’; aunque la gente tenga una villa nueva la quiere como una casa de campo antigua”, apunta.

Mientras otras empresas trabajan con materiales sintéticos de resina, “nuestros pavimentos se pueden recuperar porque son naturales, incluso ecológicos”, precisa Albertos, quien añade que “con un simple mantenimiento” sus pavimentos vuelven a recuperar ese sabor añejo que tanto demanda la clientela en Eivissa.

La multitud de recursos, técnicas y materiales con que cuenta Cemento Decorativo, que llega a tener en temporada alta medio centenar de empleados, le permite lidiar con las complejas condiciones climáticas de Eivissa. “El cemento es un material vivo que reacciona a la humedad, la temperatura del soporte, el agua... Es un mundo curioso. Eivissa es muy complicado en ese aspecto, pero le coges el truquillo”, apunta. Interiores, paredes, mobiliario, suelos, terrazas, piscinas... Nada escapa al talento personal de Cemento Decorativo.