Óscar Cano y José María Carrascosa, fundadores de La Otra Ibiza.

0

Eivissa suele ser sinónimo de sol, playa, lujo o desenfreno, tópicos que para buena parte de los turistas y de los propios residentes enmascaran la vertiente más aventurera de una isla con un sinfín de posibilidades. Desde hace un año, el ibicenco Óscar Cano y su socio, el albaceteño José María Carrascosa, se han propuesto destapar ‘La Otra Ibiza’, como se denomina la empresa a través de la cual ofrecen actividades al aire libre y promueven la práctica de deportes de aventura.

“Después de muchos años practicando estas actividades tenía en mente hacer algo para mostrar la otra cara de Eivissa”, apunta Óscar Cano, cuya amistad con Carrascosa se forjó, precisamente, durante el curso de monitor de aventuras en el que ambos coincidieron. Cayeron en la cuenta de que, si bien ya había empresas en la isla que ofrecían servicios similares, ninguna de ellas enfocaba su negocio “al público general y no solo a gente muy deportista”. “Queríamos abarcar todo el público, desde un nivel de iniciación. Mucha gente quiere practicar kayak, escalada, wakeboard o rappel, pero piensan que estos deportes son para otro tipo de personas”, sostiene uno de los socios de La Otra Ibiza, una empresa que ya ha iniciado sus actividades con la llegada del buen tiempo aunque, como admite Óscar Cano, pretende afianzarse también en la temporada de invierno.

“Este sector no está muy explotado en la isla y queremos llegar a las familias que vienen a pasar un tiempo y a las que viven aquí todo el año. A parte de la empresa tenemos asociaciones con las que colaboramos para promover los deportes de aventura en Eivissa”, insiste el emprendedor ibicenco, cuyo objetivo es “mantener vivo el espíritu del deporte al aire libre”. Para ello, La Otra Ibiza trabaja para especializarse en actividades multiaventura: “Queremos que sea un día de diversión para la gente. Cogerlos desde por la mañana y empezar, por ejemplo, haciendo senderismo, luego escalada, rappel, kayak, paddle surf y motos de agua, zodiak o kateboard. La idea es hacer varias actividades en el mismo día para todo tipo de personas, aunque no tengan experiencia”.

DEMANDA. Por el momento, los deportes más demandados son las rutas de kayak por las calas más espectaculares de la isla, el paddle surf o la escalada, aunque con la llegada del verano “aumentan las peticiones para hacer deportes relacionados con el agua”. “La gente ya no solo busca hamacas y playas”, apunta Cano, quien deja claro que para su empresa es prioritaria la seguridad de los clientes. Para ello, disponen de los permisos pertinentes y todas las medidas de seguridad “habidas y por haber”, además de dos monitores titulados para garantizar una buena práctica de los distintos deportes.

Otro rasgo diferenciador es que La Otra Ibiza trabaja con grupos reducidos de cinco a 10 personas “para que el trato sea muy personal”, concluyen desde una empresa que ha encontrado su sitio en la isla.