Tecnología

| Palma |

Valorar:

Fitur 2015, Madrid. Una de las palabras más repetidas este año: tecnología.

Empezamos por el Foro Global de Turismo –Spain GTF– presidido por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y una audiencia con representación de las primeras espadas del turismo balear, nacional e internacional y con una constante presencia en debates, conferencias y reuniones entre proveedores, intermediarios y visitantes.

Quiero destacar, en esta ocasión desde mi actividad profesional como presidente de Idiso –compañía tecnológica y de marketing especializada en distribución hotelera–, que este ámbito está cambiando a pasos agigantados y que uno de los puntos básicos que genera esta evolución tecnológica es lograr el conocimiento total y en tiempo real de la relación que el cliente mantiene con una marca, un hotel en particular, una cadena hotelera y con el destino o producto turístico a través de programas de CRM y fidelidad.
Todo ello confirma la tendencia que ya comenté anteriormente en esta columna desde mi experiencia en la World Travel Market en Londres: los touroperadores y agentes de viajes tradicionales están adaptándose al nuevo consumidor, a la aparición de las nuevas tecnologías de distribución y a un mercado cada día más global. Desde la aparición de internet y la movilidad en las comunicaciones y la información, compiten cada vez más con los modelos de distribución online y las OTAs.

Esta realidad evidencia que el mundo de la comercialización hotelera está cambiando y que la tecnología se ha convertido en un elemento clave para el negocio hotelero. Estoy seguro de que el propio consumidor es el que nos llevará a ser más digitales, ya que necesitará mayor facilidad para acceder a los productos y servicios turísticos al instante, con todo el contenido, y ejecutar la compra de inmediato y en cualquier lugar.

Aunque todavía en fase “migratoria”, la evolución de las aplicaciones tecnológicas obligan a los propietarios o gestores de hoteles a hacer inversiones importantes en desarrollo y formación, y también suponen una actualización permanente de las estrategias de marketing y comercialización online, hacia lo que yo llamaría la “adaptación digital total”. Los servicios que prestan las compañías de distribución como la que presido, responden precisamente a esa necesidad del mundo hotelero independiente o cadenas nacionales o internacionales, ya sea en segmento vacacional o urbano.

En nuestras Illes Balears, líderes incontestables en turismo, estamos acelerando la utilización de la tecnología en el proceso de comercialización de nuestros hoteles y la oferta turística, y tenemos una gran oportunidad de convertirnos en el líder de la distribución.

Tenemos el conocimiento, el talento en nuestra universidad y en las empresas TIC y, sobre todo, tenemos el producto y los empresarios turísticos para su realización.

Hoy parece un sueño… mañana será una realidad.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.