‘Ports de Balears’: la puerta de entrada más grande

| |

Valorar:
preload

06-03-2014

Un coche, una mesa, una cama, un ordenador, el combustible, el alquitrán, comestibles, vino, cerveza, cava... la vida cotidiana de cualquier ciudadano está impregnada por elementos que de una u otra manera arribaron a Balears por un puerto. La Autoritat Portuària, comercialmente ‘Ports de Balears’, es un organismo público con personalidad jurídica y patrimonio propios, que administra, gestiona y explota los cinco puertos de interés general que existen en Balears. Son los de Palma, Alcúdia, Maó, Eivissa y la Savina en Formentera. Los puertos de Autoritat Portuària acaparan el tráfico de carga, ya que más del 99% del total arribado a Balears o del que sale de las Islas lo hace por uno de los cinco puertos que gestiona el organismo que preside Alberto Pons.

Las principales funciones de Autoritat Portuària son la prestación de servicios portuarios generales, la ordenación de la zona de servicio del puerto, la gestión del dominio público portuario, el control del tráfico de mercancías peligrosas, la recaudación de tasas y la planificación, proyecto y construcción de las obras portuarias.

La Autoritat Portuària ‘Ports de Balears’ es una gran desconocida, con un impacto muy importante sobre la economía de Balears. La Autoritat Portuària cuenta con unos 400 trabajadores, pero eran 13.498 los empleos directamente vinculados al organismo público, según un estudio de la CAEB de 2011. Los puestos de trabajo indirectos eran entonces 8.590, mientras que los inducidos ascendían a 3.449. El informe de la patronal cifraba así el número total de empleos -directos, indirectos e inducidos- en 25.537, un 3% más que en 2007. En términos de Producto Interior Bruto, el mencionado estudio situaba en torno al 5,3% del total de Balears el vinculado con Autoritat Portuària.

El 2013 ha sido un ejercicio positivo, puesto que se ha incrementado tanto la cifra de negocio como los beneficios en un año marcado por la crisis, según Puertos del Estado. La cifra de negocio ha pasado de los poco más de 59 millones de euros en 2012 hasta los más de 65 del pasado año, mientras que los beneficios -de 14 millones en 2012- también aumentaron el año pasado.

NEGOCIO. La Autoritat Portuària tiene muy diferentes vías de ingresos. Ofrece cuatro grandes tipos de servicios que permiten el tráfico marítimo. Se trata de servicios técnico-náuticos (practicaje, remolque, amarre y desamarre de buques), servicios al pasaje (embarque y desembarque, carga y descarga de equipajes), servicio de manipulación y transporte de mercancías (carga, estiba, descarga, desestiba y transporte, transbordo, etc.) y la recepción de desechos sólidos o líquidos generados por los buques.

Evidentemente, una de las principales vías de negocio es el uso y la ocupación del dominio público portuario. El organismo público autoriza la utilización de instalaciones fijas por los buques, el pasaje y las mercancías. Además, también genera una importante cantidad de ingresos la ocupación del dominio público portuario, con bienes muebles o instalaciones desmontables, por un plazo no superior a tres años.

La ocupación del dominio público, con obras o instalaciones no desmontables o usos por un plazo entre 3 y 35 años, se dilucidan mediante concesiones, como por ejemplo la prestación de servicios portuarios abiertos al uso general, dársenas e instalaciones náutico-deportivas o las lonjas de pescadores.

LOS PUERTOS. La Autoritat Portuària tiene previsto presentar durante el mes de marzo el esperado plan director del puerto de Palma, que ha de marcar el futuro de la instalación. El plan director es aún un gran desconocido, aunque sí ha trascendido que consolidará la vieja idea de acercar el mar a la ciudad. En principio, El Económico ha podido saber que la inversión prevista rondará, finalmente, después de años de múltiples especulaciones, los 500 millones de euros y podría finalizarse en un periodo de diez años.

El plan director reordena los espacios interiores del puerto y marca el rumbo a seguir de forma clara. Ganar terreno al mar es una obligación para poder afrontar el futuro con garantías, puesto que es imprescindible aumentar la superficie para dotar de mayores comodidades a los usuarios y poder mejorar de forma sustancial el servicio a las navieras. El plan recoge así la construcción de un nuevo brazo, aunque las intenciones de Autoritat Portuària son minimizar el impacto medioambiental, pero sin amputar las posibilidades de crecimiento económico del puerto. La antigua idea de acercar los cruceristas a la ciudad es previsible que se refleje en el plan director. De hecho, la lógica hace pensar que debería construirse una nueva terminal donde ahora se ubican las empresas de mantenimiento y reparación de barcos, con salida directa al Passeig Marítim. Además, se deberán construir nuevas estaciones marítimas para los buques de transporte de pasajeros, facilitando también una rápida conexión con la vía de cintura para los camiones de carga.

El puerto de Alcúdia ha acogido una fuerte inversión de Autoritat Portuària en los últimos años. Se ha modernizado con la construcción de una nueva estación marítima, además de adecuar las instalaciones a las necesidades de los usuarios. En este aspecto, se ha de considerar que la inmensa mayoría de graneles sólidos arriban a Mallorca por Alcúdia. Se pretende también potenciar el aspecto náutico deportivo de una instalación eficiente.

El puerto de Eivissa ha experimentado un cambio sustancial en los últimos años con la construcción del dique de Botafoc, que está totalmente operativo desde el pasado uno de julio del pasado año. La reordenación del puerto ibicenco acaba de iniciarse, puesto que están programado o previsto un buen número de inversiones. En este sentido, en el muelle sur de Botafoc está prevista la construcción de dos duques de Alba para el amarre de grandes buques. Además, en principio será en 2015 cuando se inicie una nueva estación marítima en el muelle de Botafoc, que sustituya la actual y provisional carpa.

El proyecto más importante, ya presentado de forma oficial, es el proyecto de reforma de la fachada marítima del puerto de Vila. El presupuesto es de 8 millones de euros, el inicio de las obras está previsto para el 15 de septiembre y está previsto finalizar la remodelación en mayo de 2015. El proyecto contempla una fachada marítima integrada en la ciudad. Está prevista la creación de una plaza pública y un carril bici y se restringirá el acceso con vehículos a los clientes de las marinas, a los cruceristas, al transporte público y a los vehículos de abastecimiento.

La Autoritat Portuària demolerá el viejo edificio -hoy en desuso- de la antigua estación martítima. En todo caso, está prevista una nueva construcción de 400 metros cuadrados, que contará con un local de 130 metros de uso público, que se destinará a una oficina de turismo, aseos...

La idea es que los grandes yates se ubiquen en la zona más cercana a la ciudad y dotar de mayores comodidades a los viajeros con rumbo a Formentera.

El principal problema del puerto de Maó está hoy en vías de solución. Es imprescindible dragar algunas zonas para facilitar la navegación de grandes buques. Los obras se iniciaron el lunes pasado con una semana de retraso por el temporal. Maó ha visto cómo en el último año el puerto de Ciutadella le restaba protagonismo. Está prevista la construcción de nuevos amarres duque de Alba para los cruceros turísticos.

El principal problema del puerto de Formentera es la falta de aparcamiento, que en principio se solventará a medio plazo con la construcción de un edificio destinado a párking.

TRÁFICO. Los puertos de Autoritat Portuària experimentaron en general un ligero crecimiento en 2013. Disminuyó muy ligeramente el número de toneladas llegadas. El número de buques se mantuvo estancado en Palma y Alcúdia, bajó ligeramente en Maó y subió en Eivissa y Formentera.

El número de cruceros turísticos fue de 699, un 11% más que el año anterior. Aumentaron, además, en Palma, Alcúdia, Maó y la Savina, mientras que disminuyeron en Eivissa. El número de pasajeros también creció de forma sustancial.
Los pasajeros arribados en línea regular también se incrementaron de forma importante. En 2013 llegaron un total de 4.266.839 pasajeros, un 11% más que durante 2012, cuando fueron 3.860.166.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

troyano
Hace más de 5 años

la puerta más grande y sin ninguna oficina de información a los visitantes que llegan. en el muelle de Poniente no hay ninguna señalización para desplazarse al dique del Oeste,después de recoger la tarjeta de embarque no se sabe por donde salir hacia el Dique y das vueltas como un tonto con el coche.

Valoración:3menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1