Pere Malondra, gerente de la Simfònica y del IEB.  | M. À. Cañellas

0

En verano de 2019, la consellera de Cultura del Govern y la entonces delegada –ahora directora general–, Catalina Solivellas, anunciaban nuevos cargos para la institución. En el nuevo organigrama figuraban Mateu Malondra como director del Institut d’Estudis Baleàrics(IEB) y Pere Malondra como gerente de la Orquestra Simfònica (OSIB). Sin embargo, el pasado viernes el Govern destituyó a Mateu Malondra y colocó al gerente de la OSIB. Unos cambios que llamaron la atención del sector y de la ciudadanía en general, aunque Pere Malondra asegura que «es un planteamiento para delimitar las competencias del IEB y el Institut d’Indústries Culturals (ICIB) que surgió hace un tiempo, relativamente corto, aunque lógicamente no se da de un día para otro».

«Hace tres años que existe el ICIB y no tiene mucho sentido que el IEB todavía hoy siga asumiendo algunas competencias en materia de líneas de subvenciones. En aquel momento no había otro organismo que lo pudiera hacer, pero ahora es momento de reconsiderarlo. Si se observan los estatutos se comprueba que algunos se pisan o tienen más sentido que estén en el ICIB», justifica. Así, se inicia «una nueva etapa para poner en marcha el traspaso de competencias, algo que está consensuado con el sector y que cuenta con la complicidad de Cristina Llambias [directora del ICIB] y se llevará a cabo de forma progresiva hasta final de legislatura e incluso más allá».

El IEB contará además con un director adjunto que está pendiente de nombramiento. «El IEB tiene que tener a alguien pendiente a tiempo completo y que maneje el día a día, por lo que primero se creará una plaza dentro de los estatutos y luego se pensará qué perfil es el mejor para cubrirla», detalla Pere Malondra, quien matiza que en dos meses podría ya anunciarse el nuevo cargo. Pere Malondra valora positivamente el trabajo realizado por el hasta entonces director del IEB en unas circunstancias tan «complicadas» como es la pandemia en la que todavía vivimos.