La reconocida escritora catalana Maria Barbal, en su casa de Barcelona. | Carles Domènec

13

La novelista Maria Barbal (Tremp, Pallars Jussà, 1949) será la pregonera de la Setmana del Llibre en Català de Palma, que comenzará el 28 de octubre y se prolongará hasta el 1 de noviembre en el patio de La Misericòrdia. La escritora será la encargada de pronunciar el pregón inaugural, en un acto que tendrá lugar el jueves, a las 18.00 horas. «No me lo esperaba y estoy muy contenta por ello, además mi relación con Mallorca y con las Balears es muy buena y la circunstancia de ser la pregonera representa una excelente oportunidad para regresar a la Isla», explicó la autora, en Barcelona.

Sobre los temas a los que se referirá en el pregón, Barbal avanzó que «por un lado, hablaré del lema de la Setmana, que es Llegeix com vius; por otra parte, me gustaría comentar la relación tan importante de las personas con la lectura, en general y, también, en mi caso en particular, citando todo lo que me ha llevado a escribir».

La literata destacó que «la Setmana del Llibre implica cohesión entre libreros, editores, escritores, lectores, bibliotecas y escuelas, todo ello confluye y da importancia a la lectura». Barbal añadió que «para un autor de Catalunya, lo más natural es presentar sus obras en Mallorca, aunque se haga un poco más difícil por esta distancia marina que hay entre nosotros y, a veces, hay una retracción de autores del Principat a presentar sus libros en la Isla», y matizó que «hay algunos autores que tienen una intensa relación con Mallorca y que es normal que presenten siempre en la Isla».

Barbal tuvo una intensa relación con la mallorquina Xesca Ensenyat. «Tuve una estrecha relación con ella, ya que era amiga de Antònia Vicens, con la que también me relacionaba, y con Biel Mesquida, con el que fui compañera de facultad porque él estudiaba Biológicas y yo Filología Hispánica», recordó. Marc Cerdó anunció hace unos años que tenía el proyecto de editar la relación epistolar entre Barbal y su madre, Xesca Ensenyat.

«No se me preguntó nunca si yo estaba de acuerdo con la publicación de estas cartas, que recogían la relación normal de dos amigas, que hablaban de la familia, de su mundo cotidiano y, por supuesto, de literatura», detalló Barbal, quien precisó que «la edición de un libro así es una cuestión que debe prepararse muy bien, porque puede afectar a la intimidad de las personas».

En el último año, Barbal ha sido recompensada con dos premios importantes: el Premi Josep Pla por la novela Tàndem (Destino) [que presentará el próximo viernes a las 16.00 en la Setmana] y el 53 Premi d’Honor de les Lletres Catalanes. «Al Pla me presenté, fue una decisión propia y tuve la fortuna de ganarlo, con toda la promoción que supone; después, llegó el Premi d’Honor, sin que yo tuviera ningún indicio de que lo podía recibir», rememoró la escritora, que contó que «el efecto de los dos premios se ha juntado, he tenido que salir y relacionarme más de lo que es normal en mí». Barbal concluyó que «como escritora, los premios no han cambiado nada; a veces, lamento que no tengo el tiempo para escribir de forma rutinaria, pero se compensa por la alegría y la difusión de la obra».