El Teatre Sans está ubicado en el Casc Antic de Palma, en la calle Can Sanç número 5.

9

El Teatre Sans, uno de los escenarios más emblemáticos de Palma, se encuentra en una situación muy delicada. La sala, que se encuentra en un casal gótico de la calle Can Sanç, está en «riesgo absoluto» de echar el cierre por haberse quedado sin las subvenciones de minimis del Consell.

«Ha sido una sorpresa. La aplicación de esta normativa nos ha dejado sin acceso a las subvenciones del departamento de Cultura del Consell. Encima, hay otra alternativa que es idónea y que aplican muchas comunidades autónomas que es la específica para la cultura de la Unión Europea», detalla Pepa Ramón, una de las fundadoras del Sans y de la compañía Estudi Zero.

«Ahora estamos esperando a que los responsables del departamento de Cultura encuentren alguna solución al respecto porque, si no, corremos un grave peligro. La situación es muy crítica», asegura Ramón, quien advierte que «cada año producimos una obra nueva, organizamos ferias y acogemos funciones de otras compañías además de residencias artísticas».

«Este año han venido 25 compañías con 28 espectáculos. Trabajamos muy duro. Hemos demostrado, en estos casi 40 años, que queremos que el proyecto tenga continuidad y seguimos luchando por ello», añade.

Las ayudas de minimis, recuerda Ramón, son las que se otorgan a empresas por un periodo de tres años, «pero no pensábamos que nos quedaríamos sin ella este año».
Efectivamente, en el BOIB publicado el pasado 16 de octubre, aparece que el proyecto Estudi Zero Teatre no cumple con el requisito establecido en el punto 5.2 para acceder a las ayudas de esta convocatoria y se detalla que la entidad ha recibido más de 200.000 euros en los años 2018, 2019 y 2020.

Mientras esperan a reunir material e intentan esclarecer la situación, Ramón cuenta que han pedido a diferentes profesionales y agentes del sector cultural que envíen por WhatsApp un pequeño vídeo, de unos treinta segundos, para apoyar el proyecto. «Estamos muy emocionados por el cariño recibido a través de mensajes y llamadas telefónicas. Agradecemos muchísimo todas las muestras de apoyo», concluye Ramón.