La cabeza velada de Augusto fue hallada en Pol·lèntia. | Redacción Cultura

3

La cabeza  velada de Augusto, de mármol, hallada en el yacimiento romano de Pol·lèntia en el siglo XVI, que representa al emperador cuando contaba unos treinta años, será propiedad del Consell de Mallorca y se exhibirá en el Museu de Mallorca.

Considerada una joya de la escultura romana en España desde hace siglos, formaba parte de la biblioteca de Can Pueyo, residencia palmesana de los marqueses de Campofranco. Almudena de Padura y España, heredera de Joan Roten i Sureda, titular de este marquesado y conocedora del extraordinario valor de esta escultura, intentó subastarla en Christie’s de Nueva York en 2014.

Esta pieza excepcional, datada cronológicamente entre el final del siglo I antes de Cristo y el inicio del siglo I después de Cristo,    cuenta con abundante bibliografía y en 2005 fue portada del catálogo de la exposición El món romà a les Illes Balears, organizada por La Caixa en Palma.

Protegido como BIC

Al conocer el Consell de Mallorca que el busto podía salir definitivamente de Mallorca y ser subastado en Estados Unidos, en septiembre de 2014 reaccionó con el acuerdo de incoación de expediente para su declaración como bien de interés cultural (BIC).

El entonces vicepresidente de la institución insular, Joan Rotger, explicó que se le iba a dar la «máxima protección por su relevancia histórica y artística, y porque, según el informe redactado por el Servei de Patrimoni Històric del Consell, es la efigie imperial más antigua que se conserva de la Hispania romana».   

El acuerdo fue comunicado a la Junta de Valoración de Exportaciones del Ministerio de Cultura, organismo al que Christie’s formuló una consulta sobre «la autenticidad de la cabeza de Augusto».

Al mismo tiempo, el Consell de Mallorca pidió de forma expresa al Ministerio que «no admita la petición para sacarla de España». Joan Rotger declaró que la apertura del expediente para la declaración del busto como BIC «significa que la escultura ya goza de protección y, por tanto, no se autorizará la solicitud de exportación». La declaración fue aprobada en diciembre de 2015.

Nuevo intento en 2015

En mayo de 2015, Ultima Hora desveló la existencia de nuevos movimientos para la venta del busto en España, ya que al estar protegido no se puede exportar y se consideraría un expolio.

A instancias del Consell de Mallorca volvió a intervenir el Ministerio de Cultura, que solicitó un informe de tasación. La institución insular manifestó que carecía de recursos para afrontar la compra de una pieza de estas características, para que la Almudena Padura y España, empeñada en venderla, pedía una cantidad millonaria.

El Ministerio, tras tener sobre la mesa los dictámenes y tasaciones elaboradas por el Museo Arqueológico Nacional, ha cerrado la operación de compraventa con la heredera del marqués de Campofranco.

Este busto de Augusto, considerado una joya de la escultura romana en España desde hace siglos y que formó parte de la colección privada de obras de arte de Can Pueyo, podrá ser admirado en breve por el gran público en el Museu de Mallorca.