Momento de la película 'Striptease'. | Youtube: YouTuber

2

La polémica película Striptease, protagonizada por Demi Moore, ha cumplido 25 años. Un largometraje con el que la intérprete se convirtió en la actriz mejor pagada, pero que también perjudicó su carrera de una forma considerable.

En Variety Morre confesó que el film fue «una de mis decisiones más arriesgadas» y que siente «como si con ella hubiese traicionado a las mujeres y así me lo hicieron saber». Respecto al sueldo, explicó en sus memorias que «ya me había comprometido para hacer La teniente O’Neil, así que los productores de Striptease tuvieron que ofrecer más dinero para poder rodar antes. Así que lo hicieron. Y de repente, me convertí en la actriz mejor pagada de Hollywood».

Striptease narra la historia de Erin Grant, una mujer que pierde su trabajo y la custodia de su hija. En ese momento, decide ponerse a trabajar como bailarina de striptease en un local de Miami con el propósito de reunir el dinero necesario para recurrir la sentencia que le ha otorgado la custodia a su ex marido. La protagonista, interpretada por Moore, atrae la atención de un pervertido miembro del Congreso que intenta conquistarla. La película fue un fracaso en taquillas y a día de hoy tiene una nota de 3,1 en el portal Filmaffinity.

Tras su estreno, los medios atacaron duramente a Moore por explotar su sexualidad y su imagen se vio claramente afectada. A día de hoy, evita hacer declaraciones sobre el largometraje que le alejó de las pantallas durante un tiempo.

En el mes de enero la actriz reapareció como modelo en la presentación de la colección primavera-verano 2021 de alta costura de Kim Jones para la firma italiana Fendi, un desfile «fashion film» en el que también participaron Naomi Campbell, Kate Moos, su hija Lila y Bella Hadid.

«Cumpliendo un sueño adolescente ... ¡Gracias Kim Jones por invitarme a abrir el show de Fendi SS21! ¡Felicidades por un debut tan hermoso y mágico!», escribió la protagonista Ghost en sus redes sociales.