La autora invita a los lectores a dar una segunda oportunidad a ‘La Lletera’. | Pere Bota

1

«Desde siempre me ha dado rabia El cuento de La Lechera porque no entendía el porqué del mensaje que daba ese relato a las niñas, de que no hay que desear ni ser ambiciosas. La ambición, cuando se asocia a la mujer, tiene connotaciones negativas, pero a los hombres incluso se les exige que lo sean», asegura la autora e ilustradora Margalida Vinyes, quien ha puesto remedio a ese estereotipo con el libro La veritable història de La Lletera (Disset Edició). El volumen llegará a las librerías la próxima semana y lo presentará el 30 de septiembre en Can Gelabert, Binissalem, y, más adelante, en el Còmic Nostrum.

«No es que haya querido dar la vuelta al cuento tradicional, sino más bien continuarlo. Quiero que este libro sirva también para aprender a gestionar la frustración, para que los niños y niñas no tengan miedo a equivocarse o a fracasar», apunta.

Y es que, en opinión de Vinyes, esta fábula constituye «una herramienta del patriarcado para desalentar a las mujeres a no emprender o a ser ambiciosas». «La ambición tiene un significado positivo, pues se refiere a la lucha con pasión, a la tenacidad, por conseguir algo. Siempre, evidentemente, desde el respeto y sin pisar a nadie», insiste. «No pueden recortarnos el derecho a desear algo. La brecha de los sueños existe entre las niñas y no puede ser», alerta.

Las ilustraciones de ‘La veritable història de La Lletera’ tienen una estética ‘vintage’.

Con este propósito el volumen cuenta, en la contraportada, con un código QR que incluye una guía didáctica elaborada por Vinyes y LluísBallester, profesor y experto en educación de la Universitat de les Illes Balears. Este material explica el mensaje del cuento y propone algunas actividades creativas.

Desde el punto de vista estético, La veritable història de La Lletera tiene un aire vintage, como la propia ilustradora subraya, pues tenía la intención de que recordara al famoso cartel propagandístico We Can Do It! de la Segunda Guerra Mundial y rendir homenaje a las mujeres.

En este sentido, la artista advierte que ese cartel, que se ha convertido en un icono de la lucha feminista, no fue creado por    Howard Miller con ese propósito. «Lo hizo para manipular a las amas de casa, que tenían que ser perfectas y, durante la ausencia de sus maridos, encargarse de sus trabajos además de cuidar la casa y los hijos. Es decir, para explotarlas», detalla.

Además de estos valores, Vinyes busca transmitir valores como la sororidad, el respeto por la naturaleza y los animales, el reciclaje o el respeto hacia la gente mayor.

Tal y como dijo Ballester a Vinyes, recuerda ella con cariño, «La Lechera estaba condenada y tú la has liberado».