El conjunto madrileño Miss Caffeina, en una imagen promocional.

1

La pandemia no ha frenado el rumbo de Miss Caffeina. Este verano, la banda madrileña ha regresado a los escenarios para electrizar al público. Esta tarde es el turno de Inca, que a las 19.00 horas acogerá al grupo en el marco del ciclo musical Inca’n’Viu de 2021 en el Poliesportiu Mateu Cañellas.

La temporada pasada el conjunto se vio obligado a reformular la gira tal y como estaba planeada e intentaron llevar la música «allá donde podíamos». «Fue una sensación rara al principio, emocionante después», admite el vocalista, Alberto Jiménez.   

Asimismo, el cantante de Miss Caffeina se alegra de que este año hayan podido «llevar el show tal y como era antes del COVID-19». De la misma manera, el público «ha tenido este verano más ganas de música en directo». «Es sentirse algo más cerca de la normalidad, sentirse más vivo y olvidar por un rato todo lo que hemos pasado», afirma. El repertorio abarca desde sus canciones «más conocidas» a «alguna sorpresa». Y es que es la primera vez que Miss Caffeina se embarca en una gira que no pertenece a ningún disco, «sino que está en medio de dos».

Su próximo álbum, que se publicará a principios del 2022, mezclará más de un estilo musical. «No hemos meditado nada, simplemente ha salido así, hemos traído nuestro pasado a la actualidad», reconoce Jiménez. Ya se han adelantado dos sencillos del nuevo proyecto, que han abierto un debate entre sus seguidores sobre su estilo musical. «A estas alturas ni nosotros nos plateamos si somos un grupo de rock o pop. ¿Importa algo?», se cuestiona el vocalista.

La cafeína quita el sueño en muchas ocasiones. Así, Jiménez confiesa que algunas veces han perdido el sueño por la música. «Puede llegar a ser muy estresante e intenso. Al ser una banda, también cuentan los debates y la convivencia», enfatiza. Sin embargo, Miss Caffeina aterriza en la Isla esta tarde con «muchísimas ganas de llevar un buen show a Inca», y más después de haber tenido que posponer el concierto. «Es un planazo para despedir el verano», admite.