Francina Armengol, en el momento de poner la primera piedra del proyecto. | Pilar Pellicer

W
1

Este martes ha comenzado la construcción de la Caja de Música, la que será sede de la Orquesta Sinfónica de Baleares, en el distrito Nou Llevant de Palma, un proyecto de 8,5 millones de euros que se prevé que esté finalizado dentro de 22 meses.

«Ya era hora, al fin podemos ver puesta la primera piedra de la Caja de Música», ha asegurado la presidenta del Govern, Francina Armengol, según declaraciones facilitadas por el ejecutivo autonómico.

Armengol ha pedido disculpas a la Orquesta Sinfónica de Baleares por «haber tardado mucho» en hacer realidad este proyecto y ha agradecido su lucha por lograr la sede.
La presidenta ha dicho que cuando hace algo más de 6 años asumió la presidencia del Govern, «la situación del mundo cultural era una de las mayores preocupaciones» del ejecutivo, y en particular la situación de la Sinfonica que venía de «sufrimientos» y «lucha».

Armengol ha subrayado que «la cultura es lo que hace rico a un país» y supone «riqueza individual y colectiva» y ha asegurado que la Sinfónica necesitaba un espacio propio y único y un lugar de ensayos. Ha destacado también la cultura «como instrumento que aporta recursos económicos» y mejora el modelo económico de la comunidad.

El proyecto por 8,5 millones de euros, está financiado con 4,5 millones por parte del Govern, 2,1 de fondos europeos, otros 2 de la entidad privada Fundatur, y los otros 2 la Fundación Kühne, en «una aportación privada que no es habitual», ha destacado Armengol, que ha agradecido al Ayuntamiento de Palma «el solar maravilloso».

El arquitecto del proyecto ha descrito el inicio de la obra de «emocionante».
Ha descrito la Caja de Música como «un proyecto funcional» que consiste en habilitar un espacio «que permita recoger a todas las personas para conseguir ensayar». Esa Caja de Música permite albergar hasta 106 músicos, 108 miembros de coro y 562 personas de público que podrán asistir a los conciertos.

«El proyecto es una muralla que recoge esa caja de música», ha dicho el arquitecto, y le añade espacio de administración, apoyo para los músicos y vestuarios.
El alcalde de Palma, José Hila, ha destacado que la Caja de Música se sitúe en un solar municipal, y que permitirá que la Sinfónica tenga una sede a la altura de su categoría. Hila ha dicho que es el tercer proyecto con inversión pública que se pone en marcha en el distrito de Nou Llevant.