Pere Malondra, Miquel Company y Pablo Mielgo presentaron la temporada en Palma. | T. Ayuga

0

La Orquestra Simfònica de les Illes Balears presentó este viernes su temporada 2021-2022, que es «el más ambicioso hasta la fecha», y que incluye más de un centenar de actuaciones repartidas por todas las islas con tres sedes principales como bases de operaciones: el Trui Teatre, el Teatre Principal y el Auditòrium de Palma. La carrera de conciertos arrancará el 30 de septiembre, con una primera cita que unirá al guitarrista Rafel Aguirre y a la orquesta con música de A. Parera Fons, J. Rodrigo y Debussy, y se prolongará hasta mayo del año próximo. El director titular y artístico, Pablo Mielgo, celebró que «la gente nos ha seguido durante este año porque lo que importa, lo que suena, es el corazón e la Orquestra, no dónde suena».

Mielgo estuvo acompañado durante la presentación del programa por el conseller de Fons Europeus, Universitat i Cultura, Miquel Company, y por Pere Malondra, gerente de la Fundació de la Orquestra. Company, de hecho, fue quien abrió los parlamentos para declarar a la Orquestra como «punta de lanza» y «joya», a nivel cultural, de Balears y destacó, a su vez, el esfuerzo por «promover la presencia» de laOrquestra en todas las Islas.

Historia

Por su parte, el director artístico, Pablo Mielgo, no dudó en exclamar que «se ha hecho historia» con los conciertos que se han hecho desde el inicio de la pandemia. Ese listón, muy alto, espera ser superado con «el programa más ambicioso de la Orquestra en toda su historia» con el objetivo de «recuperar el público que teníamos en 2019» en esta especie de «vuelta a la normalidad».

A su vez, Mielgo también destacó que «hemos visto más jóvenes en los conciertos. Algo que nos alegra» y adelantó el «sacrificio» que supone un programa tan completo «pensado para la nueva sede», en referencia a la Caja de Música. Sobre esta destacó que «lo va a cambiar todo» porque «la gente debe entender que no teníamos hasta ahora un espacio donde trabajar ni una casa a la que invitar a nadie. Ahora sí la tendremos y esto era algo necesario». La colocación de la primera piedra de la Caja de Música está prevista para el martes y sus obras deben acabar en dos temporadas.

A su vez, detalló algunos puntos de la presentación de los conciertos que, por primera vez, se anuncia junto a los programas educativo y social, que incluyen eventos en la Part Forana o en otras islas de Balears, así como para colegios o junto a la Acadèmica Simfònica y la Petita Simfònica. A su vez, se avanzó la intención de retomar el programa social de volver a llevar la música a centros penitenciarios, hospitales o residencias de mayores.

En cuanto a algunos de los nombres que visitarán la Orquestra, sobresalen los directores Leopold Hager y Toni Vaquer, la soprano Aylin Pérez, el violonchelista TrulsMork, la pianista Judith Jáuregui o la directora Lina González-Granados, así como otra visita del violinista Francisco Fullana acompañado del director británico Jonathan Cohen, entre muchos otros más.