El cantante Tomeu Juan, a oscuras, siguió cantando ante el público sin luz, demostrando una gran profesionalidad.

2

A pesar de su juventud, el cantante, compositor y percusionista mallorquín Tomeu Juan Fuster pudo acabar la noche del jueves un concierto en Es Gremi de Palma tras irse la luz a causa de un apagón.

El festival comenzó a las nueve de la noche y junto al prometedor músico estaban Sara Mingolla, al piano; Teo Salvà, en la batería; Pablo Di Salvo, en el bajo; Pere Miquel Molina, al saxo e Isa Juan, en los coros. Había, además, dos artistas invitados: Roberto Damson y Amulet. Tomeu Juan, de 22 años, empezó a actuar ante decenas de invitados y, al poco tiempo, una sacudido eléctrica dejó sin luz la sala.

Entonces, se obró el milagro. Los fans lo iluminaron con sus linternas de los teléfonos móviles y Tomeu, haciendo gala de una gran profesionalidad, continuó la actuación, ya en acústico. «Hemos salvado el concierto entre ilusión y sonrisas», contó después el joven músico.