Sara G. Arjona, María Baró y Enno Scholma posaron ayer en lo que será la Baró Galería de Palma. | Pilar Pellicer

0

Palma da la bienvenida a un nuevo espacio de exposición de arte. La nueva inquilina de Ciutat, que se muda a 13 de la calle Can Sanç, es la importante Baró Galería, fundada por María Baró y con una larga trayectoria en el mundo del arte. La de Palma será su tercera sede en el mundo, tras São Paulo, donde cuenta con 22 años de trayectoria de primer nivel, y su más reciente espacio en Lisboa. Consta de 500 metros cuadrados de espacio en un «lugar histórico y acogedor» que Baró abre junto a su socio holandés Enno Scholma y la que será la directora del nuevo espacio, Sara G. Arjona, que cuenta con una amplia trayectoria que la ha llevado a trabajar en el Museum of Modern Art de Nueva York entre otros espacios. Juntos ya trabajan en la apertura el 15 de julio con la que será su primera exposición, que corre a cargo del Premio Nacional de Artes Plásticas de 1989, José María Sicilia.

Baró, catalana de nacimiento y química de profesión, coincide con Scholma en que «Mallorca se va a convertir en un punto estratégico cada vez más y más» y que ya es una «gran ubicación en el Mediterráneo» que combina «la buena vida con un rápido crecimiento en la oferta de arte contemporáneo». El objetivo, aseguran, es «traer variedad internacional» jugando con «nombres históricos que pretendemos recuperar y jóvenes de aquí que tenemos que conocer».

Agitación

En cuanto al tándem que forma con Arjona, comenta que «somos muy agitadoras», de manera que la presencia de la galería se hará notar en la escena cultural local. Algo que la directora confirma al explicar que «sorprenderemos con artistas que fueron enamorados por esta Isla» ya que «actualmente estamos trabajando con 20 artistas de diferentes lugares del mundo».

Para ella, Palma es «un lugar idílico» y la galería uno «histórico y acogedor que irá cambiando» para lograr el objetivo de las metas de los fundadores, que es crear «un espacio dinámico donde convergen pensamientos de diversos ámbitos donde el arte es para contemplar con un ritmo diferente».

«Queremos ser parte de la escena artística de Palma y aportar nuestra visión y propuestas», proyecto por el cual Arjona se muestra «muy ilusionada» y Baró, por su parte, anuncia su intención de «dar vida a las galerías y que sean lugars donde vive el arte». Y lo dice alguien «sin miedo a empezar en un sitio nuevo», como ya demostró en Brasil, y destaca que la Isla «ofrece de todo». Es cumplir un sueño porque «siempre había querido vivir aquí».

No habrá que esperar demasiado para disfrutar de un nuevo templo del arte ya que el 15 de julio será la presentación en sociedad de la nueva aventura a través de la «producción más reciente de uno de los representantes más significados de la pintura española de los 80» como es José María Sicilia.