Luis de Diego explica que la NX Art Gallery es como un cubo blanco, lo que genera un entorno un tanto etéreo que a través de las cámaras facilita la sensación de «estar en la red». | Toni Pastor

0

Una galería de arte conectada con todo el mundo al mismo tiempo. Es el objetivo de NX Art Gallery, que físicamente se ubica en un viejo edificio industrial de Portocolom, pero cuyo alcance es global a través del streaming. Así lo explica el galerista Luis de Diego, quien describe como «concepto de futuro» el hecho de «poder abrir una puerta desde al centro mismo de la Quinta Avenida en Nueva York» y recalca que «no se trata de una galería online, sino en streaming». Idea que, llevada al mundo del arte, es, según explica, «pionera».

Es cierto que existen centros online desde hace años, pero la particularidad de NX Art Gallery es que no consta de fotografías de las piezas o del espacio, sino de dos cámaras de 360 grados importadas expresamente desde China que permiten al usuario «mover la imagen» y «ver la obra original como si estuvieran aquí mismo, gracias a la calidad que ofrecemos».

Esfuerzos

De Diego, de hecho, hace hincapié en los esfuerzos técnicos que han llevado a cabo durante «meses» para que todo estuviera a punto y en la «lista de problemas técnicos a resolver», que ha sido muy larga. Todo ello les permite «ser un trocito de Londres, Stuttgart o Nueva York» a golpe de clic en un horario específico en el que siempre e independientemente del lugar desde el cual uno se conecte –aunque todavía están trabajando en poder ofrecer una cobertura enteramente global– haya alguien que pueda atender al cliente a través del streaming. En este sentido, «podemos posicionar las cámaras justo enfrente de un cuadro, si el cliente quiere» y permitir «una visión total de toda la galería y las obras que se exponen».

Posibilidades

El galerista explica que el objetivo también es el de dinamizar y el de potenciar el espacio como centro cultural con eventos y «aprovechar así todas las posibilidades que ofrece», principalmente con «la cultura local de Mallorca y sus artistas» porque, según explica de Diego, «es más difícil triunfar para un artista local que para uno nacido en Frankfurt y no porque sea peor, sino porque hay menos acceso a la internacionalidad».

NX Art
Una de las obras que pueden verse en NX Art.

En cuanto a las obras expuestas, estas siguen el lema de «proyectar la imagen de que vivimos en la red». Así pues, a través de un «programa dedicado a la luz», con «cajas de luz, cuadros lumínicos interactivos que absorben y reflectan los haces y el calor», dan la impresión de que «te adentras en ellas, como si entraras en el mar», en algunos casos. Todo bajo un prisma del: «el del Futuro absoluto, con piezas que podrían ser del siglo XXII».

La experiencia, pues, es inmersiva tanto física como virtualmente en NX Art Gallery, que realizará siempre exposiciones compartidas con todos los artistas expuestos al mismo tiempo y en rotación en un proyecto que, adelanta el galerista, «puede que sea algo normal dentro de dos años, por ejemplo, pero ahora mismo somos el único espacio que lo ofrecemos», asegura De Diego.

NX Art
Imagen del espacio de la galer a con algunas de las piezas.