Imagen de Carlos Díaz y Adriana de Robles .

0

Mucho empuje y ganas es lo que tienen Carlos Díaz, Adriana de Robles y Sandra Mayol, los tres directores que están tras Los fantasmas de mi casa, un nuevo musical de comedia para toda la familia que está ahora mismo en proceso de creación y con el cásting todavía en el horno. El trío, que se reparte las responsabilidades de la dirección con el guion ya elaborado, cuenta, además, con el compositor Rubén Gallardo en la parte más sustancial de la producción: su música, en la que será la primera incursión de Gallardo en este ámbito.

Díaz y de Robles, a su vez, son los responsables de NDStudio, un centro de formación de danza y baile. El pasado domingo celebraron su festival de fin de curso en el Trui Teatre bajo el tema del apocalipsis en 2050. El Trui es, de hecho, la opción principal que barajan para el estreno del musical, cuya historia nació, según cuenta Díaz, «en un viaje en coche con amigos».

El propio Díaz señala que «acababa de ver La familia Addams en Madrid y me encantó. Por aquel entonces no paraban de venirme canciones e ideas». Así empezó a escribirlas y, poco a poco, la cosa se volvió más seria hasta convertirse en el musical en construcción que tienen ahora.

La trama es simple: «Un chico compra una casa en la que hay gente que no debería vivir ahí». Esta premisa inicial dará una historia «de comedia para toda la familia», que no es «infantil» ni tampoco «exclusivamente para adultos», explican. El objetivo es estrenar a finales de año, más o menos en diciembre, y ya cuentan con Pattrick Asensi como uno de los colaboradores, aunque el peso principal recae en el trío formado por Díaz, de Robles y Mayol. El primero es el encargado principal, junto a Mayol, del canto y la interpretación, mientras que la segunda es la responsable de la coreografía.

Calidad

La larga trayectoria de todos ellos confirma la calidad que tendrá el musical. Díaz ha actuado en numerosísimos musicales en varias ciudades del país. Lo mismo ocurre con de Robles, que ha impartido clases y trabajado durante más de una década en musicales en Barcelona. Por su parte, Mayol cuenta a su vez con un largo recorrido como actriz y bailarina.

A la espera de que el musical vaya cogiendo una forma más tangible y abandone la falta de corporalidad que caracteriza a muchos de sus personajes, los fantasmas, sí se ha podido ver ya el vistoso cartel creado por el artista gráfico de Madrid, Sito Cuero.