Max y Cesc Mulet, en un momento del rodaje de esta película.

0

El documental Dibuixant Max recoge el proceso creativo y la evolución artística de Francesc Capdevila (Max). Ha sido ideado y digirido por Cesc Mulet y por el mismo dibujante, Premio Nacional de Cómic (2007) y afincado desde hace años en Sineu. Producido por La Perifèrica y Oberon Cinematogràfica, la película se emite hoy en IB3 Televisió, a las 22.00 horas. Kiko Barrenengoa firma la banda sonora.

«Son muchos años de amistad, con conocidos comunes, planteé dedicarle un documental, pero al principio él dijo que no quería hacerlo», explicó Mulet. El dibujante acabó accediendo a la propuesta, usando las herramientas audiovisuales para crear una producción «entre la ficción y el documental». El realizador afirmó que «ha sido un lujo trabajar a cuatro manos», y añadió que «una premisa era que no debíamos sentar cátedra ni sufrir, la palabra documental es traidora y demasiado ortodoxa».

Las escenas cuentan con escenarios que forman parte del universo de Max. «Salen bosques porque son importantes en mi obra, todo lo que aparece es importante en mis proyectos», apuntó el dibujante, que desveló que «se inició un proceso de diálogo, propuse un esquema y, después, empezó un toma y daca entre los dos, en distintos campos escenográficos».

Uno de esos escenarios es Sineu y el bar que Max frecuenta a primera hora de la mañana. «Me levanto y me instalo durante hora y media o dos horas en ese café, frecuentado por camioneros y obreros, empiezo a dibujar y escribir listas en libretas, es un material en bruto que después, al llegar a mi estudio, me servirá como inicio de trabajo», contó el artista, quien manifestó que «es una rutina que se ha roto con la pandemia, y me ha condenado a empezar la jornada en casa, donde no es lo mismo». Mulet subrayó: «Son unas libretas maravillosas con anotaciones e ideas».

Génesis

De la génesis de los personajes de viñeta, en los últimos años cada vez más conceptuales y simbólicos, hasta llegar a hacer de la sombra un narrador, Max explicó que «es un misterio, yo no tengo recetas, a veces creas un personaje y, de repente, funciona y coge vida y hay otros que no». De su actividad como guionista, el ilustrador detalló que «me interesan los cruces, las colisiones entre conceptos, es ahí donde suceden las cosas, es el gran truco para crear historias».

Nacido en Barcelona, en 1956, Francesc Capdevila lleva años instalado en Mallorca, tierra que en los últimos decenios ha dado numerosos dibujantes destacados a nivel internacional. «Es un fenómeno difícil de explicar, pero en la Península se siguen sorprendiendo, creo que los cuatro o cinco más veteranos hemos ayudado a crear una comunidad y eso ayuda».

De la evolución creativa, desde la contracultura de los años 70 a la actualidad y el refinamiento de formas y conceptos, Max aseguró que «siempre he seguido una actitud de combate y lucha contra los condicionantes marcados por la industria del cómic y por conservar la libertad creativa total». De la película, que en la primera parte recuerda iniciativas como El rollo enmascarado o El Víbora, destacó que «no debía ser sólo para los fans del cómic o mis seguidores, es más un proyecto sobre creación artística».