Marina Abramovic, delante del vídeo de su ‘performance’ ‘Freeing the Voice’, de 1975, que pudo verse hace cuatro años en la galería Horrach Moyà de Palma. | Joan Torres

0

La artista serbia Marina Abramovic, conocida como la reina de la performance y con una carrera de más de cinco décadas, ha sido distinguida este miércoles con el Premio Princesa de Asturias de las Artes 2021, al que optaban cincuenta y nueve candidaturas de veinticuatro nacionalidades. En 1996, la Fundació Pilar i Joan Miró de Palma expuso una antológica de su obra con trabajos realizados desde 1975, y hace justo cuatro años, el 16 de mayo de 2017, la galería Horrach Moyà, de la Plaça de la Drassana de Palma, inauguró una exposición de la que formaban parte tres vídeos de su época más radical. La muestra, titulada The Freeing Series, fue comisariada por Helena Juncosa. En una entrevista realizada con motivo de su visita a Palma, Abramovic aseguró que estas piezas "continúan vigentes porque fueron realizadas en un momento en elque quería «liberarme de mi pasado y poder empezar una nueva vida», salir de una situaciónde «autoritarismo».

Entre las principales obras de Abramovic se encuentra la serie Ritmos, Lips of Thomas, Barroco balcánico o La artista está presente, esta última realizada en 2010 en el Museo de Arte Moderno de Nueva York, donde Abramovic (Belgrado, 1946) estuvo sentada inmóvil en una silla un total de 700 horas durante tres meses y miraba a los ojos a los visitantes.

El de las Artes, que el pasado año recayó de forma conjunta en el italiano Ennio Morricone -fallecido poco después a los 91 años- y el estadounidense John Williams por sus emblemáticas composiciones que han servido como bandas sonoras a cientos de películas, es el primero de los ocho galardones convocados anualmente por la Fundación que lleva el nombre del título de la heredera de la Corona en fallarse, y que este año alcanzan su cuadragésima primera edición.