El C.IN.E. de Sineu es va obrir el 2016. Durant aquests anys ha mantingut una intensa activitat pel que fa al suport a la creació artística, mediació amb el territori i creació de complicitats internacionals. Ara necessita una petita empenta per a continuar realitzant aquesta tasca de la millor manera possible. | Youtube: Centre d'Investigació Escènica Sineu

1

La Associació Cultural Alcem el C.IN.E, entidad que gestiona este centro de Sineu, ha lanzado este lunes la campaña de micromecenazgo Impulsem el Cine con el objetivo de «crear un espacio de descanso para las compañías residentes del centro de creación». La campaña se lleva a cabo a través de la plataforma Goteo y se puede aportar desde 10 euros hasta 8.000 euros (como empresa productora).

Desde el C.IN.E detallan en esta campaña que el centro de investigación escénica de Sineu abrió sus puertas hace ya cinco años para «impulsar la creación escénica». En esos momentos, el que fue el cine del pueblo durante más de 50 años, fue adquirido en 2008 por la productora Res de Res i En Blanc, impulsada por Biel Jordà y Marta Barceló. Entre medias, cuentan, han pasado siete años, «tres periodos de reformas y muchas anécdotas, pero el compromiso permanece inalterable, como también la voluntad de mejorar año tras año las prestaciones y servicios que se ofrecen a los artistas, contribuir a difundir el hecho teatral y construir puentes entre creadores y comunidad local».

Sobre el estado actual del C.IN.E, advierten que en la actualidad cuentan con dos salas, una oficina y baños, pero todavía hay un espacio que no se ha podido rehabilitar y que se podría convertir en una zona de descanso para las compañías y los artistas residentes. «Se trata de la antigua cabina del proyeccionista, en la segunda planta del edificio. Un espacio que necesita una rehabilitación total para llegar a convertirse en una área de descanso y sumar así un espacio esencial para las compañías residentes. También tenemos el proyecto de tener acceso al tejado del edificio a través de la construcción de una escalera interior desde el espaio de descanso», aclaran.

«En una primera fase, acondicionaremos las paredes del espacio para aislarlas térmicamente. Embaldosaremos todo el espacio y sustituiremos el último tramo de escaleras, ya que quedó muy afectado por el incendio que sufrió el antiguo cine hace 25 años. Seguidamente, llevaremos a cabo la instalación eléctrica de todo el espacio y la fontanería tanto de la cocina como del futuro baño. Construiremos una escalera de acceso al tejado y se colocarán rejas en todos los vacíos que dan a la calle. A continuación, se instalará en la puerta de la entrada, la puerta de acceso al tejado y la puerta del baño, así como las diferentes ventanas del área de descanso. Finalmente, pintaremos todo el espacio y se hará una instalación de las piezas de baño y mobiliario de la pequeña zona de cocina», avanzan.