El cantautor Pablo López alza el vuelo de su gira en Palma. | Clara Ferrer

0

En un escenario poco habitual para presentar una gira, el hangar de Air Europa en el aeropuerto de Palma, Pablo López (Málaga, 1984) habló este martes sobre su gira Mayday & Stay, que precisamente arranca en Palma, en Trui Teatre, este fin de semana. Será un formato especial de «residencia» en el que López pasará unos días en Palma y, luego, recorrerá los principales escenarios del país. Las funciones en Trui Teatre serán el viernes, sábado y domingo, a las 20.00 horas.

El nombre de la gira no es casual. Como si del guion de una película se tratara, se divide en dos partes. La primera, mayday, se refiere a código de emergencia; mientras que la segunda, stay, refleja el quedarse o permanecer en un sitio. Con estas sugerentes premisas, Pablo López presentará su último trabajo, Unikornio. Once millones de versos después de ti, que incluye diez canciones compuestas y producidas por el propio artista entre Los Ángeles, Las Vegas, Barcelona y Madrid. Sobre la gira y este cuarto álbum, expresó que «esto es una humilde locura y es una crónica de amor. Todo se cura con amor y yo me siento querido en todas partes y que cada vez quiero más a la gente». «Será una fiesta del alma», avanzó.

Viaje

Con los aviones como telón de fondo, bien podría asegurarse que el cantautor ha querido construir una analogía sobre el viaje interior que supone este disco. «Hay múltiples analogías, también lo son los unicornios que tenemos en la cabeza. Además, desde niño soy un loco de la aeronáutica y soy un cumplidor de sueños nato, tanto, que lo hago peligrosamente. La amistad y ciertos momentos rocambolescos del destino han conseguido que estemos entre aviones celebrando el nacimiento de una gira que nos invita, aunque suene típico y pomposo, a volar desde el interior hacia fuera de nosotros mismos», apuntó.

Pablo López alza el vuelo de su gira en Palma
Pablo López, durante su actuación en la presentación. FOTO: M. À Cañellas

En este sentido, el cantante confesó que «siempre me ha costado volar, soy aerofóbico». «Después de seis años sin coger un avión, mi primer viaje fue a Palma para tocar. Dicen que la gente hace cosas por amor y yo lo hice por la música», señaló. Tampoco son casuales los títulos de las canciones del disco: KLPSO2, MámaNo, ImaginaTú, Viba o la misma Unikornio.

Así, Pablo López afirma que «siempre quiero darle las gracias a las canciones por permitirme formar un disco. Igual que en el anterior álbum todo eran sustantivos, como El patio o El gato, en éste quería que los nombres tuvieran deformidades, que no fueran palabras bonitas. Buscaba la imperfección o mostraba la imperfección de las mismas y, sobre todo, la capacidad de evolucionar de una canción».

Sobre su carrera, sostiene que «cada disco marca una época». «No cumplo años, cumplo discos», sentencia. «Hablo tanto de mí, que al final hablo simplemente de un ser humano desnudo sentado en el suelo. Por eso hablo de mí, pero también de ti», aclara.

Por otra parte, sobre la poesía, el músico reconoce que «mis letras son cada vez más poéticas, pero no de un modo pretencioso. A veces incluso soy poeta hasta para ir a comprar el pan. Si ves un WhatsApp mío, te das cuenta que bien podría ser una de mis canciones. Es verdad que siempre vivo muy apasionadamente, profundamente, sensiblemente. Pero la vida es vida, que es más todavía que la poesía».

De hecho, asegura que «tuve una época un tanto lorquiana. El inicio de Viba, que dice «No tengo miedo de perder la maravilla insana», es un juego de palabras con un poema muy bonito de Lorca. Vi como esa puñalada de sangre constante escribiéndolo y me vi reflejado en medio de muchas sensibilidades».