Mercedes Prieto en una imagen de archivo. | Jaume Morey

1

Mercedes Prieto, quien fuera elegida como presidenta de la Associació d'Artistes Visuales de les Illes Balears (AAVIB) hace cinco meses, anunció hace días por carta a los socios de dicha asociación su intención de dimitir de su cargo por lo que ella misma ha explicado a este diario como «falta de apoyo». Este sábado la decisión se hará oficial en la Asamblea General convocada para el viernes en la Fundació Pilar i Joan Miró donde se procederá a elegir un nuevo presidente.

Prieto, quien en su carta remitida a los socios explica que «a pesar de los errores que haya podido cometer» siempre ha «defendido las buenas prácticas». No obstante, en la dicha misiva, Prieto lamenta «no haber conseguido crear un equipo cohesionado por lo cual no tiene sentido seguir al frente».

En ese mismo texto, Prieto hace referencia directa a la «desconfianza y enfrentamientos sin sentido» que la llevaron el día 17 de este mes a tomar esta «difícil decisión».

A su vez, Prieto explicó a Última Hora que «notó falta de apoyo interno» y que ha habido pequeños episodios que han servido como «detonantes» de la dimisión. Como ejemplo de ello, Prieto habla de «acusaciones de censura» en el boletin de la AAVIB, una publicación que ella misma describe como «informativa» y no de opinión, o negarse a cambios cuando según ella solo se «remitía a los estatutos».

Por estas y otras «discrepancias», Prieto sintió que no toda la «junta directiva me apoyaba» y decidió dimitir «para no ser un problema para la AAVIB», a la cual piensa seguir ligada y junto a la cual continuará «luchando» a partir de mañana cuando su dimisión sea oficial solo que no lo hará «al frente de un equipo que no confía en mí».