En la muerte de Ferlinghetti, el recuerdo mallorquín de la Beat Generation

| Barcelona |

Valorar:
Ferlighetti, fallecido el martes, posa ante la mítica librería City Lights en San Francisco (EEUU).

Ferlighetti, fallecido el martes, posa ante la mítica librería City Lights en San Francisco (EEUU).

Efe

La muerte de Lawrence Ferlinghetti, el pasado martes en San Francisco a punto de cumplir 102 años, nos recuerda que el poeta, editor y pintor norteamericano es un personaje célebre porque fue capaz de vender más de un millón de ejemplares de su poemario A Coney Island of the Mind (1958) y por convertirse en una especie de padrino del movimiento contracultural Beat, desde su librería City Lights, que fundó en 1953, en San Francisco.

Esos hechos ayudaron a forjar la importancia de la Beat Generation y coinciden con un suceso relacionado con esos autores y que tuvo lugar en Mallorca. El poeta Robert Creeley (Arlington, Massachusetts, 1926-Odessa, Texas, 2005) se instaló en Banyalbufar en 1951, el mismo año que Ferlinghetti lo hacía en San Francisco, después de que este último estudiara en North Carolina, se enrolase en el Ejército norteamericano, luchara en el desembarco de Normandía, fuera testigo de la bomba atómica de Nagasaki (Japón) durante la Segunda Guerra Mundial, y acabara estudiando en la Columbia University y en la Université Sorbonne de París.

Etapa mallorquina

Creeley editó siete números de The Black Mountain Review y lo hizo en la imprenta de Mossèn Alcover, en Palma, de mano del impresor Lluís Ripoll. Fue al final de su etapa mallorquina, a partir de 1954, y al trasladarse a dar clases en el centro de creación artística experimental Black Mountain. La revista se imprimía en Mallorca y se vendía por todo el mundo, al precio de dos dólares. Ahí, editó a Allen Ginsberg, William Burroughs, Jack Kerouak o el mismo Ferlinghetti, a los que no conoció hasta años más tarde, en 1957.

El periodista Sebastià Bennasar asegura, en un artículo publicado en el digital Vilaweb, que «los orígenes de la Generación Beat son mallorquines», y cuenta que «la Black Mountain Review es la revista donde publicaron por primera vez algunos de los textos de Allen Ginsberg y Lawrence Ferlinghetti, también publica a toda la Generación Beat».

Ferlinghetti abría la librería City Lights, especializándose en libros de tapa blanda y ediciones de bolsillo, más económicos, y creaba una editorial, en 1956, donde publicó el poema Howl (Aullido) de Allen Ginsberg, y fue detenido por ser considerado un libro obsceno. Precisamente, en uno de los siete números de la revista que Creeley publicó en Mallorca, en concreto en el último, de 1957, llegó a salir una crítica de ese poema. En el juicio, los cargos contra Ferlinghetti fueron desestimados, lo que sentó un precedente en la jurisprudencia norteamericana a favor de la libertad de expresión. La librería City Lights acabó convirtiéndose en un lugar mítico para el movimiento Beat, en plena expansión del movimiento hippie.

‘The Island’

A su vez, en Mallorca, Creeley escribió The Island (1962), traducida al catalán (L’Illa) por Dolors Udina y publicada por Di7 en 1998, coincidiendo con su participación en un seminario que tuvo lugar en el Centre Cultural Sa Nostra de Palma. En el libro, el autor novela su crisis matrimonial con Ann MacKinnon, que acabó en divorcio en 1955. Creeley aprovecha sus experiencias en Mallorca, que es el escenario de la trama. Creeley y MacKinnon estuvieron juntos en Banyalbufar, con sus tres hijos, en 1953 y 1954. Después del divorcio, Creeley regresó al Black Mountain College, en North Carolina, antes de mudarse a San Francisco, donde coincidió con algunos de los autores que había editado en la revista impresa en Mallorca, como Ginsberg, Kerouac o Michael McClure, entre otros.

Robert Creeley vivió en Banyalbufar hasta marzo del año 1954, donde también escribió los relatos de The Gold Diggers and other stories (1965). En los años 50, se vincula a Creeley con los ‘Black Mountain Poets’, un grupo de escritores entre los que figuran Denise Levertov, Ed Dorn, Fielding Dawson. Poeta prolífico, también cultivó la prosa, el ensayo, el relato, una autobiografía y teatro. Durante treinta años, enseñó en la University of New York-Buffalo.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

AnteriorSiguiente
Página 1 de 1
Photo

vicente
Hace un mes

Beat ¿de beatnik o del Beat Ramon Llull?

Valoración:-2menosmas

Khar Pantha
Hace un mes

Condemor de la Pradera que l'odi no et cegui, el text només relata fets, prou interessants per recuperar la memòria dels nostres racons.

Valoración:5menosmas
AOh14Gil7AEzbaY6TQsf2gD0tewn85HlVOfoPBrGEB_oVQ=s96

Conde
Hace un mes

Lo que me faltaba oir, ahora Mallorca fue la cuna de la beat generation... JAJAJAJAA Madre mia vaya delirios de grandeza hay aquí.

Valoración:3menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1