Madrid reivindica a los Costus, «hiperrealismo» con origen mallorquín

| Madrid |

Valorar:
La directora de esta galería madrileña, Belén Valbuena, observa un retrato de Juan Carrero, de los Costus.

La directora de esta galería madrileña, Belén Valbuena, observa un retrato de Juan Carrero, de los Costus.

J. Sevilla

«Creo que ya son historia. Piense en Van Gogh, que solo vendió un cuadro en vida. Ellos vendieron muchísima obra y algunas a coleccionistas muy importantes. Lo que pasa es que fallecieron muy jóvenes; y eso, en cierto modo, truncó su carrera. Pero creo que sí, que son reconocidos y admirados». Con estas palabras se refiere el pintor y comisario de arte Ricardo Carrero a una exposición en Madrid sobre los Costus, la pareja de artistas protagonista y núcleo de la Movida madrileña, junto a Pedro Almodóvar, Fabio McNamara, Tino Casal, Alaska, Ceesepe, Radio Futura, Alberto García-Alix, Ouka Leele o Los Secretos, entre otros.

Ahpra, la Galería Maisterravalbuena acoge hasta el 27 de marzo la exposición X. Acción y Efecto de Topetar, de Costus, dúo pictórico integrado por Juan Carrero Galofré (Palma, 1955-Sitges, 1989) y Enrique Naya (Cádiz, 1953-Badalona, 1989). Los Costus, bautizados así por la detallada labor que desarrollaban al crear sus cuadros, como si de unos perfeccionistas costureros se tratara, protagonizan una muestra en la milla del arte de Madrid con los cuadros Caños de Meca 2 y 3, Marina (una serie sobre las muñecas Marín), La Macarena de diario y Pareja flamenca.

El mallorquín dando forma a una de sus pinturas en los 80.

«Costus es la última entrega de los Encuentros que organizamos desde el final del confinamiento con artistas de la galería y otros que no lo son, basados en la sorpresa ya que hasta el día de la apertura el público desconoce quién va a exponer», detalla a este diario la directora de Maisterravalbuena, Belén Valbuena.

Etiqueta

«Queríamos extraer a Costus de la Movida, una etiqueta que en su día les benefició, pero después pudo perjudicarles como los grandes creadores que fueron», añade Valbuena. Y para esta cita recuperó obras que expusieron en su primera y única muestra en Madrid, en 1981, en el garaje del galerista Fernando Vijande, titulada Chochonismo iluestrado.

«La Movida se gestó y desarrolló teniendo como base el piso de Costus en Malsaña. Allí acudieron todos los protagonistas de este movimiento cultural. Incluso, Juan y Enrique acogieron en su casa a Alaska que con 16 años acabada de llegar de México», indica la galerista.

Sobre la malograda vida del pintor mallorquín Juan Carrero o Juan ‘Costus’, que se suicidó cuatro meses después de la muerte por sida de su compañero artístico y sentimental, Enrique Naya, su hermano Ricardo Carrero explica que durante diez años vivieron en la calle Rosselló i Cazador, entre Bons Aires y la plaza de toros de Palma.

Palma

«Nuestro padre era médico de la Armada. Tras mi nacimiento, lo destinaron a Palma, al hospital de la Marina. Allí nació Juan. Fuimos al colegio de los jesuitas. Vivimos diez años en Mallorca donde solíamos ir a la playa de «Illetes Militar»; y en verano a Eivissa, a Santa Eulàlia. Luego destinaron a nuestro padre al hospital de la Escuela Naval y nos fuimos a vivir a Pontevedra», apunta Ricardo Carrero, quien gestiona la página web y el Facebook en memoria de Costus.

El mallorquín Juan Carrero Galofré y Enrique Naya, los Costus.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

clio
Hace 18 días

Me pregunto si eran familia del almirante Carrero Blanco, que fue oficial en la base de submarinos de Port de Sóller.

Valoración:menosmas

En país de locos
Hace 19 días

No, lo siento pero hiperrealismo es otra cosa. Lo que hacen estos señores es otra cosa.

Valoración:menosmas

curial
Hace 19 días

El diario nos podía haber mostrado algun cuadro pero dedicado a la otra y dulce mitad del género humano.

Valoración:menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1