Las escuelas de danza se han visto obligadas a cerrar por las nuevas restricciones del Govern por el coronavirus. | Redacción Cultura

12

Las nuevas restricciones del Goven balear para frenar la pandemia del coronavirus han provocado que las escuelas de la danza de las Islas tengan que bajar la carrera. «Casi un mes con un máximo de cinco alumnos y ahora nos obligan a cerrar». Por eso, la Asociación de Escuelas de Danza de las Islas Baleares (AEDIB) lamenta «las duras medidas que se están arremetiendo contra el sector, muy tocado ya por la situación de crisis que vivimos», según cuentan en un comunicado.

Las escuelas de danza «hemos estado siguiendo todos los protocolos y seguimos con rigurosidad todas las medidas impuestas», prosiguen. «Cuidamos el entorno, la limpieza y desinfección, respetamos las distancias, utilizamos mascarillas y tenemos las salas ventiladas. Hemos minimizado el número de personas en las salas comunes y tenemos mucho cuidado de nuestros alumnos y alumnas. Prueba de ello es que no ha habido brotes de contagio dentro de las escuelas de danza desde junio, cuando se nos permitió reiniciar la actividad después de casi tres meses completamente cerradas».

Según detallan desde la AEDIB, «nuestras clases se componen de grupos cerrados que asisten a las mismas clases semanales, con las mismas personas, sin contacto, con distancia y mascarilla». Por lo general, «las escuelas de danza tenemos espacios diáfanos, amplios y bien ventilados para realizar nuestras clases. La medida de 6 personas en interior (5 alumnos y un profesor, o 4 alumnos y dos profesores en el caso de los bailes en pareja), nos parecía desproporcionada, aún con la alta tasa de contagios que tenemos en las Islas. Pero obligarnos al cierre sin más comunicación, explicaciones ni datos que avalen esta decisión, nos parece un ataque directo al sector».

Cabe también destacar el hecho de que, además de no provocar contagios con su actividad, la AEDIB cuenta que «estamos proporcionando salud, ya que combatimos el sedentarismo, la obesidad, las enfermedades circulatorias, la hipertensión y el estrés».

Ayuda

De esta forma, desde la asociación reclaman «el apoyo de las instituciones públicas, que se acerquen a nuestra realidad, entiendan la grave situación en la que nos encontramos actualmente, adecúen las medidas a la realidad y nos presten ayuda económica e institucionalque tanto necesitamos», concluyen.