El sector cultural escribe la crónica de su muerte anunciada

| Palma |

Valorar:

Vídeo del funeral de la cultura en el Trui Teatre.

Youtube Última Hora

Un escenario vacío y un auditorio en oscuridad. El réquieum de Mozart inunda la vacuidad espacial y solo un foco encendido, apuntado directamente al centro de la tarima, donde yace, solemne e inerte, un gran maletín de altavoces, féretro improvisado del que rebosan cables y sobre el que descansan las dos máscaras del teatro. A su lado, una funda de guitarra junto a una guitarra huérfana, desvalijada al no tener nadie quien la toque y lo que es peor, nadie quien la escuche. Poco a poco, los asistentes presentan sus respetos en el velatorio que confirma lo que algunos temían y anunciaron desde hace tiempo: la cultura ha muerto.

Esta imagen que se ha descrito es real y, al mismo tiempo, ficticia. Real porque es lo que se ha orquestado en el Trui Teatre en el acto de protesta de Alerta Roja, que denuncia cómo «se está dejando morir al sector poco a poco», como explica Aitor Jimeno, de Mute Baleares. Ficticio, a su vez, porque no deja de ser una performance que trata de advertir de un fallecimiento que se acerca cada vez más y que es, todavía, evitable.

Alerta Roja ya ha alzado la voz, figuradamente, sobre la situación del sector en otras ocasiones. El 17 de septiembre fue cuando iniciaron su andadura ante las medidas tomadas en varios lugares de España que solo daban la puntilla a un sector que aúna técnicos, de sonido y de iluminación, músicos, maquilladores, promotores, empresarios, artistas, peluqueros, montadores, personal de sala, taquilleros, feriantes y un etcétera tan largo que acabaría con el espacio de este artículo. Jimeno, una vez más, se expresa contundentemente y señala «somos el sector con más restricciones» y asegura que el acto de hoy «es un grito desesperado de ayuda».

Una ayuda que se promete en las distintas reuniones mantenidas con altos dirigentes, como la Ministra de Trabajo, Yolanda Díaz o el Ministro de Sanidad, Salvador Illa, pero que no se concreta en medidas y ayudas que palien los efectos de la pandemia y las situaciones derivadas de la misma en el sector.

«De todas las peticiones que hicimos, que eran 12, solo se ha cumplido una: Declarar la cultura como un bien esencial. Pero si eso no va acompañado de medidas se queda en un gesto simbólico», denuncia Jimeno al tiempo que detalla los elementos que caracterizan el acto en el Trui Teatre: «Es un velatorio y ya. No vamos a hacer ningún discurso, solo el acto del funeral». Una imagen vale más que mil palabras.

Este último toque de atención busca dar un tirón de orejas a las autoridades locales y autonómicas, con las que ahora intentarán reunirse desde Alerta Roja para salvar la situación. «No hemos pedido hasta ahora ninguna reunión ni hemos tenido ningún contacto, pero ahora sí lo buscamos. Queremos reunirnos con Armengol y con la Consellera de Cultura», señalan desde la organización.

El objetivo no es otro que lanzar un salvavidas a un sector que suma miles de trabajadores de muy variados que dependen de que haya eventos, espectáculos, conciertos. De que haya cultura, en resumidas cuentas. Un bien esencial, sí, pero no por ello exento de protección. La necesidad de la cultura no solo es del artista y del espectador, sino de todos los que ahora claman por una ayuda que no termina de llegar. La alerta roja se mantiene con el objetivo de que el funeral representado hoy no se torne en una realidad.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Joan
Hace 3 meses

HAN ABANDONAT PER COMPLET A LA CULTURA. El Ministerio de Cultura, en Sánchez, n’Iglesias i es ministre se’l poden menjar amb patates. No existeix ni existirà. UNA AUTÈNTICA VERGONYA. Aaaah i les institucions LOCALS (Cort, Consell, Govern) exactament el mateix. Sabeu què cobra mesualment es director-gestor des Teatre Principal ? Nooo ? Idò mirau-ho als pressuposts. Flipareu. Per què Cort no programa en els seus 3 teatres ? Etc etc etc

Valoración:menosmas

Luis Salom
Hace 3 meses

Si esto es cultura, yo soy Mata-Hari.

Valoración:-5menosmas

Gadellot
Hace 3 meses

Últimamente los conceptos "arte" y "cultura" están bastante desvirtuados. En la actualidad ambos conceptos dejan mucho que desear, nada que ver con otras épocas.

Valoración:3menosmas

Cultureta
Hace 3 meses

Si todo el ocio es cultura y su promotor comisionistas el emperador donde debemos ir para ver un auténtico espectáculo cultural un auténtica obra de arte por que parece que hoy una buena dosis de ruido, cuatro imitadores dos graciosos de bar y kilos de pintura por el suelo o desparramadas en las telas son arte los escultores dan los trabajos a los artesanos osea quien mejor se vende mejor artista cultureta es desgracia

Valoración:2menosmas

clio
Hace 3 meses

Estoy seguro que será "crónica de un renacimiento anunciado".

Valoración:0menosmas

pablo
Hace 3 meses

Trui y los Jaume colaboraron en la muerte, los "bolos" en hoteles, varios por noche en lugares distantes unos a otros, los inventó el fundador de la estirpe, con la autorización (obligada) de quienes necesitaban trabajar. Décadas de porcentajes avaros por parte de quien se enriqueció con los músicos locales y extranjeros. Por dignidad debería callarse la boca, tirar de ahorros y no hacer de adalid de la cultura. No tiene nivel.

Valoración:11menosmas

AndreuBarrimore
Hace 3 meses

Convendría no confundir ocio con cultura

Valoración:10menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1