Los protocolos sanitarios en las salas de cine han sido todo un éxito. En la imagen, un trabajador de Ocimax. | Jaume Morey

14

Los cines son seguros en tiempos de coronavirus. Según los datos presentados por el Ministerio de Sanidad desglosando la incidencia de la COVID-19 por sectores, en las actividades culturales solo se ha producido un brote de los 8.488 detectados y no se tiene constancia que ese brote se haya producido en una sala de exhibición cinematográfica. Por tanto, «en los cines no se habría producido ningún brote tras más de cuatro meses que lleva el sector abierto al público», indicaron ayer en un comunicado desde la Federación de Cines de España (FEDE).

Según dicho informe, la incidencia de la COVID-19 en las actividades culturales es «marginal», habiéndose producido tan solo un 0,01% de los brotes en espacios culturales, lo que supone que «se han producido menos casos y brotes que en todos los demás ámbitos sociales como la hostelería, actividades deportivas o el ocio nocturno».

La nula incidencia del Covid en cines, según los datos de Sanidad, ha demostrado «la seguridad de las salas gracias, principalmente, a dos puntos». Por un lado, «la propia naturaleza de la actividad de ir a un cine supone de por si una baja interacción social ya que es una actividad que se realiza mayoritariamente con personas convivientes sin entablar necesariamente relación con otros individuos». Además, «es una actividad que se realiza en silencio, limitando la emisión de aerosoles».

Noticias relacionadas

Por otro lado, «la implantación de un estricto protocolo de seguridad con medidas ya conocidas como la obligatoriedad del uso de la mascarilla, salvo en los momentos puntuales de ingesta de alimentos, la separación de los espectadores, dispensadores de gel hidroalcohólico a disposición del público y los trabajadores y el incremento de la frecuencia de limpieza, entre otros». Junto a estas medidas, los óptimos sistemas de ventilación y renovación de aire de las salas de cine han jugado «un papel fundamental para minimizar el riesgo».

Actuaciones

La suma de todas las actuaciones llevadas a cabo para incrementar la seguridad en los cines hace que la probabilidad de contagio en una sala de cine «sea mínima, sin apenas variación por retirar la mascarilla de forma puntual y limitada para comer y beber en la sala», tal y como avalan los resultados de incidencia del Covid-19 del Ministerio de Sanidad.