Pandemia de coronavirus

La Orquestra Simfònica se prepara para su primera cita del ciclo ‘#SonemPerTu’

| Palma |

Valorar:
preload
Los estudios Sonoteque acogen los ensayos de la Orquestra, entre mamparas de seguridad.

Los estudios Sonoteque acogen los ensayos de la Orquestra, entre mamparas de seguridad.

M. À. Cañellas

La Orquestra Simfònica de les Illes Balears es la primera de España en retomar su actividad musical durante la pandemia de COVID-19 y lo hace con un ambicioso ciclo, denominado #SonemPerTu. Son 59 conciertos repartidos por todas las Islas y el resultado de una iniciativa que germina desde los propios músicos de la Simfònica, quienes con un consenso prácticamente unánime propusieron realizar conciertos de cámara repartidos en formatos de entre uno y 20 músicos ante la imposibilidad de reunir al conjunto en su totalidad por las medidas sanitarias. Todos los integrantes, desde sus intérpretes hasta su director, Pablo Mielgo, pasando por producción, administración, archivo y gerencia, han hecho «un gran trabajo organizando todo en poco tiempo», apunta Joan Barceló, presidente del comité de empresa.

La voluntad de volver a tocar música en un escenario, y por otro lado, de llevar al público, una vez más, la posibilidad de escuchar piezas en directo, ha pesado en la decisión del grupo que con un 90 % de apoyo votó a favor del programa, manteniendo de este modo un compromiso con la sociedad que se ha manifestado de forma evidente durante el confinamiento con las muchas actividades digitales llevadas a cabo por la Simfònica.

Ininterrumpido

A través de las de obras de Brahms, Mozart y Vivaldi, entre otros, la Simfònica asegura un verano musical ininterrumpido a diferencia de otros años cuando el mes de agosto era tradicionalmente de descanso para los músicos que ahora toman sus vacaciones escalonadamente para que la música no se vea parada una vez más tras el confinamiento.

Estas actuaciones se llevarán a cabo siguiendo los protocolos preparados para el regreso durante la desescalada del confinamiento, de manera que las entradas a los espacios de concierto estarán señalizadas y la organización proveerá de gel hidroalcohólico a los asistentes. A su vez, el uso de mascarilla y guantes será obligatorio y la colocación del público dependerá del aforo permitido en cada fase de la desescalada y de la superficie del recinto.

El ciclo arranca este viernes con un concierto en la iglesia de Sant Miquel en Campanet a las 20.30 horas para 50 personas totalmente gratuito, y será continuado el sábado y el domingo con sendas actuaciones en el Claustre de Sant Domingo de Pollença, a la misma hora, y en la Plaça Alexandre Ballester de sa Pobla, a las 20.00 horas, respectivamente.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Lecuento
Hace un mes

un ere, no hay dinero para mantener una banda que apenas oímos y tan poco la vemos... no hay dinero. Que pasen como simple profesores de música en los centros escolares, con su instrumento musical, especialmente a los colegios de barrios degradados.

Valoración:-4menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1