Pandemia de coronavirus

Una ‘playlist’ para plantarle cara al mal tiempo o para sobrevivir al apocalipsis

| Palma |

Valorar:
preload
1. Portada del álbum homónimo de The Smiths (1983), que incluye ‘This charming man’. 2. Sencillo ‘Beat it’, del rey del pop, Michael Jackson. 3. Portada de ‘Here comes your man’, de Pixies, del disco ‘Doolittle’. 4. ‘Wonderful world’, un clásico de Sam Cooper del año 1960. 5. ‘Just like honey’, un pelotazo de Jesus & Mary Chain. 6. Sobran las palabras para hablar de ‘Heroes’, de David Bowie. 7. Madonna conoció la fama internacional gradias a este ‘Like a virgin’. 8. Cut Copy, indie y electrónica con ‘Unforgettable season’.

1. Portada del álbum homónimo de The Smiths (1983), que incluye ‘This charming man’. 2. Sencillo ‘Beat it’, del rey del pop, Michael Jackson. 3. Portada de ‘Here comes your man’, de Pixies, del disco ‘Doolittle’. 4. ‘Wonderful world’, un clásico de Sam Cooper del año 1960. 5. ‘Just like honey’, un pelotazo de Jesus & Mary Chain. 6. Sobran las palabras para hablar de ‘Heroes’, de David Bowie. 7. Madonna conoció la fama internacional gradias a este ‘Like a virgin’. 8. Cut Copy, indie y electrónica con ‘Unforgettable season’.

27-03-2020

John Lennon repetía como un mantra: «Love, love, love, all you need is love», consciente de que, cuando amamos o nos sentimos amados, el mayor de los problemas queda reducido al tamaño de un átomo. Nunca hay que subestimar el poder reparador de este sentimiento, fuente inagotable de esperanza. Y de eso van, precisamente, estas líneas: de la esperanza que nos da aliento, fe y coraje para superar cualquier situación, llámese drama, tragedia o coronavirus.

Ya habrá tiempo para comprobar si la luz al final del túnel es la salida o un tren que viene de frente. De momento, ahí van un puñado de canciones que le plantan cara al mal tiempo, nueve canciones para sobrevivir al apocalipsis, porque la vida, a pesar de todo lo que arrastramos, de todo lo malo que nos haya pasado, se hace más llevadera con canciones como éstas:

‘Unforgettable season’, de Cut Copy

Un tema que evoca los momentos estelares que marcan la adolescencia. Huele a tardes en la playa viendo caer el sol, huele a la noche del baile de graduación, huele a ponche de fresa, huele a exultante juventud… Una joya indie que invita a colarse en los pasillos vacíos de la escuela para vivir una noche de borrachera y sueños adolescentes.

‘Wonderful world’, de Sam Cooper

Este canto luminoso de esperanza, deslizado por la aterciopelada voz de Sam Cooke, nunca ha dejado de seducir, arrullar y conquistar corazones, entre otros, los de Harrison Ford y Kelly McGillis en Único testigo, en una de sus escenas más célebres.

‘Heroes’, de David Bowie

Al valor, al amor y a todas las locuras imaginables consagra Bowie este tema inspirado en una pareja de amantes separada por el Muro de Berlín, con un estribillo que pone la carne de gallina.

‘Just like honey’, de Jesus & Mary Chain

Esta balada distorsionada, incluida en la banda sonora de Lost in Traslation, suena de fondo mientras Bill Murray le susurra al oido de Scarlett Johansson unas palabras que ya forman parte de los enigmas de la historia del cine. Just like honey abre Psichocandy, un álbum en el que no todo era rabia, angustia juvenil y mala leche. O sí, pero mezclada con grandes dosis de azúcar e influencia de los legendarios Beach Boys.

‘Beat it’, de Michael Jackson

El rey del pop regresa a la actualidad después de que su antiguo guardaespaldas, Bill Whitfield, afirmase que el cantante ‘no era gay, sino un mujeriego empedernido’. Grabada en 1983, para muchos esta es la mejor canción de Jackson, en parte por su espectacular solo de guitarra, cortesía de Eddie Van Halen.

‘Like a virgin’, de Madonna

El primer número uno de Madonna sintetiza lo que iba a ser como artista: un artefacto de enorme influencia sociocultural que nos vendieron disfrazado de canción pegadiza. En el videoclip aparece vestida de novia retorciéndose en la cama, mancillando la imagen más pura de una mujer: la esposa vestida de blanco.

‘Here comes your man’, de Pixies

Más allá del tremendo puntapié que propinan sus guitarras, los Pixies albergan un extraordinario corazón melódico en sus canciones. Y en algunos momentos como este lo muestran con toda brillantez. El indie también fabricaba caramelos allá en el año 1989.

‘This Charming man’, de The Smiths

La historia del ciclista que pincha y es recogido por un ‘hombre encantador’ es una joya del homoerotismo y las segundas intenciones que sentó las bases del jangle pop.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.