Paxton Winters, director del filme ‘Pacificado’, recogiendo la Concha de Oro. | Reuters

0

La preciada Concha de Oro de la 67 edición del Festival de San Sebastián ha caído este sábado, en el transcurso de la ceremonia de clausura del certamen, en la película brasileña Pacificado, del director Paxton Winters.

La cinta, que también se ha alzado con la Concha de Plata al mejor actor para Bukassa Kabengele y el premio a la mejor fotografía, narra la historia de Tati, una chica introvertida de 13 años a quien le cuesta conectar con su distanciado padre, Jaca (Kabengele), cuando este sale de la cárcel en los turbulentos días posteriores a la celebración de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.

Concha de Plata

Otro de los premios gordos, la Concha de Plata al mejor director, ha ido a parar a las manos de los vascos Josemari Goenaga, Jon Garaño y Aitor Arregi, por el filme La trinchera infinita. Esta producción española también fue reconocida con el Premio Feroz Zinemaldia de la Prensa.

En el apartado interpretativo, la Concha de Plata a la mejor actriz ha sido ex aeuquo y ha recaído en Nina Hoss, por su trabajo en Das Vorspiel (The Audition), y Greta Fernández, gracias a su papel en La hija de un ladrón.

Noticias relacionadas

Mientras, el Premio Especial del Jurado ha sido para la película francesa Proxima, de la realizadora Alice Winocour.