Paloma Gómez, la famosa actriz que nos conquistó en la película Valentina -que protagonizó junto al que era el protagonista Jorge Sanz y Anthony Quinn- a distintas generaciones, ha fallecido tristemente este viernes.

El amor de Paloma Gómez y Jorge Sanz, que como niños se prodigaron en esta película que se emitía en 1982, traspasó fronteras y ambos acabaron 20 años después reencontrándose en una obra de teatro y comenzaron una relación.

La pareja tuvo un hijo en común, Merlín, y a los tres años de este, la pareja emprendió caminos diferentes (2006) de mutuo acuerdo.