Francesc Miralles y Fanny Tur, arropados por miembros de los equipos de Cultura del Consell y el Govern, tras aprobarse el traspaso de la gestión del Museu de Mallorca. | Redacción Cultura

0

La gestión del Museu de Mallorca será, desde este miércoles, una competencia del Consell de Mallorca. Así lo aprobó este martes el Parlament, un procedimiento que se inició en agosto de 2018 tras darle luz verde la institución insular y presentarse a la Comisión Técnica Interinsular, el órgano estatutario encargado de formalizar la propuesta al Govern, que lo tramitó como proposición de ley. El traspaso cuenta con el visto bueno del Ministerio de Cultura.

En virtud de la aprobación de esta ley, el Govern, como administración gestora que es del Museu de Mallorca, puesto que es de titularidad del Estado, delega así las facultades de ejecución, tanto del Museu de Mallorca como de sus secciones, es decir, la Secció Etnològica de Muro, el Museu Monogràfic de Pollentia y los almacenes de Son Tous, donde se ubica el depósito del centro de la calle Portella de Palma.

En este sentido, el coste efectivo neto de la delegación se ha calculado en 445.133 euros anuales, una cantidad que no incluye costes directos de personal, puesto que estos continuarán siendo responsabilidad de la Comunitat Autònoma. Por este motivo, la ley aprobada incluye el compromiso del Ejecutivo balear de mantener el mismo número de puestos de trabajo actual «para garantizar la cobertura de la prestación del servicio con las mismas condiciones», explicaron desde la Conselleria de Cultura.

Potestades

En virtud de esta delegación, el Consell pasará a ejercer todas las potestades implícitas de gestión del equipamiento cultural, salvo las expresamente atribuidas al Govern, que se reserva algunas potestades como las autorizaciones sobre la salida o el movimiento de fondos museísticos o sobre las intervenciones de conservación y restauración de los fondos que sean de su titularidad, entre otros.

El coste efectivo neto de la delegación se ha calculado en 445.133 euros anuales, una cantidad que no incluye costes directos de personal, puesto que estos continuarán siendo responsabilidad de la Comunidad Autónoma Por este motivo, la ley aprobada incluye el compromiso de la Comunidad Autónoma de mantener el mismo número de puestos de trabajo actual.

«Por fin»

«Se culmina un año de trabajo, por fin», celebró ayer el vicepresidente de Cultura del Consell, Francesc Miralles, quien añadió: «Nosotros emitimos la petición en agosto de 2018 y tuvo una gran acogida por parte de Fanny Tur», consellera de Cultura. Ahora, avanza Miralles, se activarán, «seguramente a partir de la semana que viene», la comisión mixta de trabajo acordada entre Govern, Consell y Ministerio de Cultura, y también una comisión técnica «para llevar a cabo el inventario o la revisión de la infraestructura, vamos a ponernos ya en marcha».

Por su parte, Fanny Tur expresó a Ultima Hora que «además de en la comisión mixta, el Consell tiene conocimiento de que por parte de la Conselleria y el Govern seguiremos colaborando en todo lo que nos necesiten», aunque confesó sentir «una sensación agridulce», puesto que la gestión del Museu de Mallorca ya no la ostentará su departamento.