Iván Mata ilustra el clásico ‘El sí de las niñas’, de Fernández de Moratín

| Palma |

Valorar:
preload
El ilustrador Iván Mata, posando para esta entrevista en Sineu.

El ilustrador Iván Mata, posando para esta entrevista en Sineu.

07-12-2018 | Clara Ferrer

Tras publicar el libro ilustrado para niños Don Quijote de La Mancha junto a la docente Esther Zarrias bajo el sello local Disset Edicions, Iván Mata (Donostia, 1979) está trabajando en lo que será su próximo proyecto: el clásico ilustrado El sí de las niñas. Se trata de una obra teatral de Leandro Fernández de Moratín estrenada en 1806 en Madrid que incluso llegó a ser prohibida por la Inquisición. Está previsto que la editorial Anaya publique el libro el próximo mes de mayo de 2019 en la colección Clásicos hispánicos.

«Empecé a publicar con Anaya hace ya 14 años, con una adaptación para adolescentes de El Conde de Montecristo, un caramelo de historia para dibujar», recuerda Mata, que hace cuatro años que reside en Sineu. «Este verano me llamaron para este proyecto. En cierto modo estaba esperando a que me dijeran algo para poder volver a trabajar con ellos», confiesa el autor, que admite que «es muy gratificante publicar en una colección con gente que para mí, cuando me iniciaba como ilustrador, eran una referencia, como Javier Olivares».

«El sí de las niñas es una comedia, por lo que tenía que buscar un registro más caricaturesco dentro de mi propio estilo; asimilarlo a lo que te sugiere el proyecto que tienes entre manos», señala. «Es un clásico que muchos recordamos de los libros de texto de lengua castellana. En aquel momento, como todo lo que me han intentado meter con calzador, no despertó mi interés. En esta ocasión, la cosa ha sido distinta», admite.

Por otra parte, aunque está destinado para un público adolescente de entre 13 y 14 años, Mata advierte que «también pueden disfrutarlo adultos, pues es la obra original de teatro ilustrada».

El libro cuenta la historia de Francisca, una muchacha de 16 años educada en un convento que está prometida en matrimonio con Don Diego, de 59 años, por deseo de su madre Doña Irene. Sin embargo, Francisca en realidad está enamorada del soldado Don Carlos.

En cuanto a su ritual a la hora de trabajar, Mata reconoce que «por lo general tengo la disciplina de tener un horario de trabajo compatible con la familia, pero con proyectos como éste a veces tengo que ponerme límites de tiempo para no obsesionarme con el trabajo».

Respecto al estilo, Mata explica que «según el proyecto utilizo la técnica que mejor represente lo que quiero expresar visualmente, pero el fondo es siempre el mismo, buscar la simplicidad en mis trabajos, ya sea a través de ilustraciones de línea clara o a través de la mancha».

Ahora, Mata está preparando un nuevo proyecto, la publicación de un cuento infantil escrito y dibujado por él mismo, «aunque todavía no está nada cerrado», puntualiza.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.