Laura Gost, Woody Allen y Jaume Carrió, en el Hotel Carlyle de Manhattan. | Redacción Cultura

1

Laura Gost (sa Pobla, 1993) y Jaume Carrió (Esporles, 1983) ya pueden ‘cerrar el ciclo’ de su proyecto, el filme Woody & Woody, que se llevó el Goya a mejor cortometraje de animación el pasado febrero. Ahora, la guionista y el director han visto cumplido «su sueño», encontrarse cara a cara con su «ídolo» y darle personalmente la copia de la premiada cinta. Sucedió en la pasada madrugada, sobre las nueve de la noche en Nueva York, en el Hotel Carlyle de Manhattan, donde se ambienta la cinta.

Gost y Carrió se encontraban en Nueva York, en un viaje «de placer, aunque también para probar suerte, para conseguir este sueño tan fantástico que todavía no me creo que hayamos logrado», declaraba ayer Gost a Ultima Hora. Allí, Woody Allen aceptó mantener una «breve conversación» con los creadores del corto. Además, les dedicó a ambos una copia de la cinta.

Aunque en su discurso, Gost reivindicó la figura del cineasta, en plena polémica por el movimiento #MeToo, ninguno de los dos había tenido la certeza que la película había llegado a menos de Allen, a pesar de «las diferentes tentativas llevadas a cabo».

«Si acabará viendo o no la película puede que forme parte de, parafraseando a Woody Allen, todo lo que siempre quisimos volver a saber sobre la cuestión y que nunca nos atreveríamos a preguntar», han publicado este martes en la página de Facebook del cortometraje.

En este mismo post, los mallorquines definen la experiencia como «un soñado ‘the end’», no solamente para ellos mismos, sino también para CEF Produccions y el resto del equipo, como Guiem Juaneda y Joan Maria Pascual –protagonistas de la obra de teatro en la que se basó el corto–.

Los creadores hicieron especial mención a Joan Pera, doblador de Allen desde hace más de tres décadas. Asimismo, agradecieron el apoyo del Govern y las instituciones baleares por apoyar «la cultura hecha en casa».