Imagen de la muestra que se exhibe en la plaza de España de Palma. | Nacho Jiménez

35

La exposición «Presos políticos en la España contemporánea» se ha inaugurado este lunes por la mañana en la plaza de España de Palma, una reproducción de esta muestra de Santiago Sierra que fue censurada en la última edición de Arco y que actualmente se exhibe en el CCCB de Barcelona.

Se trata de la primera actividad de toda una semana dedicada a la libertad de expresión que organizan los colectivos Grupo de Apoyo Libertad Valtonyc, los CDR de Mallorca, Acallar, Fora Morrals, Ni culpables ni innocents, las librerías Drac Màgic y Oficios Terrestres, el grupo de teatro LAB y Música per la Llibertat. La muestra se puede visitar hasta el 24 de junio.

La pieza, compuesta por una serie de 24 fotografías en las que aparecen, pixeladas, imágenes del líder de ERC, Oriol Junqueras; de políticos catalanes, de los jóvenes detenidos por agresión a dos guardias civiles en Alsasua, o activistas del 15M. En Ciutat, su exhibición cuenta con el apoyo del Ajuntament de Palma.

Noticias relacionadas

En representación de las citadas entidades organizadoras, Arianda Suari, Maria Lluc Foreza y Mulay Embarek inauguraron ayer esta exposición, en un acto que ha contado con la asistencia de las regidoras de Funció Pública de Cort, Aurora Jhardi, y Ecologia, Agricultura i Benestar Animal, Neus Truyol, así como el titular de Cultura, Llorenç Carrió. Suari restó importancia al hecho de que la exposición pueda ser objeto de algún tipo de agresión, como pintadas, lo que evidenciaría «una censura más de la libertad de expresión y la libertad artística». De hecho este domingo «algunas personas nos increparon mientras la estábamos montando, pero les explicamos lo que estaba pasando y se fueron», añadió Foreza.

Embarek, portavoz del grupo de apoyo a Valtonyc, apuntó que esta instalación en el «centro de Palma» tiene como propósito «concienciar a mucha gente» sobre la situación de los presos políticos y la falta de libertad de expresión en el Estado español. Al mismo tiempo, el activista recordó expresamente a Valtonyc, huido de la Justicia tras ser condenado a una pena de tres años y medio de cárcel por los delitos de enaltecimiento del terrorismo, injurias a la Corona y amenazas.

La regidora Jhardi aclaró que Cort ha cedido este espacio público como hace con otras muchas actividades y se refirió a la necesidad de «debatir y confrontar opiniones desde la tranquilidad respetando la democracia». Precisamente, las críticas no se hicieron esperar. El presidente de Actúa Baleares, Jorge Campos, rechazó la instalación, que «demuestra la connivencia del alcalde de Palma, Antoni Noguera, con el separatismo radical».

Este martes, a las 19.00, Casa Planas (Av. Sant Ferra, 21) acoge una mesa redonda, #SinMordaza, en la que participarán Sierra, Eugenio Merino, Democracia, Abel Azcona y Las víctimas civiles, moderos por Rosa Pérez.