Se vacía por primera vez el Taller Sert de la Fundación Miró para su reforma

| Palma |

Valorar:

Las restauradoras llevan a cabo un minucioso proceso de catagolación y empaquetado de cada una de las 3.033 piezas que conforman el taller Sert, entre muebles, materiales y enseres de pinturas.

Jaume Morey

La Miró Mallorca Fundació está vaciando, por primera vez, el Taller Sert de Joan Miró, espacio creado en 1956, donde el artista trabajó durante los últimos años de su vida y que vio nacer buena parte de su obra. El procedimiento forma parte del conjunto de trabajos de rehabilitación del estudio, que la institución espera dar por terminada el 24 de junio.

El edificio presenta, desde hace tiempo, evidentes desperfectos, tanto en su interior como en su exterior y que afectan a la estructura, lo que motivó el impulso de un proyecto de restauración que cuenta con un presupuesto de 82.691 euros y que sufragará el Ajuntament de Palma.

El presidente de la Fundació Miró, Francisco Copado, señaló este lunes que «las humedades del suelo y las paredes provocan que algunas baldosas se levanten y que aparezcan grietas, por lo que era necesario emprender este proceso».

El lavado de cara del taller no solo afectará a la arquitectura del recinto, sino también a la disposición de sus elementos, muchos de ellos apenas manipulados desde la muerte del artista, en 1983. El objetivo es recolocarlos para mejorar la experiencia de los visitantes, y a la vez «recrear el espíritu de trabajo de Miró», apuntó Copado.
Para la rehabilitación, los operarios deberán catalogar los 3.033 objetos que forman parte del estudio. Este permanece cerrado desde principios de este mes. En pocos días se pondrá en marcha el proyecto restaurativo encabezado por Antoni Sbert.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

De momento no hay comentarios.