‘La Jaula’, una historia ‘conectada’ a los atentados de ETA en Calvià

| Palma |

Valorar:
Visto 601 veces
preload
El cineasta Marcos Cabotá es el director de ‘La Jaula’, una miniserie de dos capítulos que emitirá IB3 Televisió y que también ‘girará’ en forma de película por diferentes festivales. La producción cuenta con la colaboración de Nova Televisió.

El cineasta Marcos Cabotá es el director de ‘La Jaula’, una miniserie de dos capítulos que emitirá IB3 Televisió y que también ‘girará’ en forma de película por diferentes festivales. La producción cuenta con la colaboración de Nova Televisió.

01-10-2017 | M. À. Cañellas

La pintoresca aldea de Jornets, en Sencelles, se convierte en un pueblo francés. Es la magia del séptimo arte. En este lugar se filmaron esta semana algunas escenas de La Jaula, el nuevo trabajo del cineasta Marcos Cabotá, que IB3, con el apoyo de Nova Televisió, emitirá en formato de miniserie de dos capítulos de 50 minutos y que el realizador quiere, también, rodar como película para llevar a festivales de todo el mundo. La Jaula es el título provisional elegido por Cabotá, aunque IB3 se decanta por otro: Operació Gàbia. «Después de terminar la película ya hablaremos sobre el título», señala.


Es verano de 2009. ETA ha hecho explotar tres artefactos en diferentes lugares de Palmanova, Calvià. «La historia está basada en hechos reales y se centra en un vecino de un puerto de la Isla, que podría ser testigo de lo ocurrido. Tras los atentados se activó la Operación Jaula, por la que ningún barco ni avión podía entrar en Mallorca. En ese momento, se quedan atrapados una pareja que viajaba en su velero por el Mediterráneo. El vecino sospecha de ellos y de sus vecinos, erróneamente o no», avanza el cineasta.


«No quería hacer nada sobre las víctimas, pues merecen un respeto y mucha delicadeza; tampoco quería hacer protagonistas y héroes a unos asesinos», reconoce. «Al tener que hacer un montaje de 100 minutos, hice una contraoferta a IB3 y grabar también un largometraje. Así que me lo estoy tomando esto como un filme más que como una miniserie», confiesa. «El equipo es de película; las cámaras que utilizamos son las que se usan habitualmente en cine y mi objetivo es sacar esta película en festivales a nivel internacional», insiste.


En el pueblo francés, aquí Jornets, Armand (Javivi Gil), mensajero de los etarras, hace una llamada «como las famosas que realizaba ETA, para avisar que habían colocado tres bombas en tal sitio», detalla el director. Jornets es solo uno de las localizacionas elegidas para el rodaje, que se llevó a cabo el pasado miércoles. A esta localidad se suman otras, como la Colònia de Sant Pere o el restaurante La Rigoletta –donde se produjo una de las explosiones–, en el Portitxol, donde grabaron anteayer.


Está previsto que se emita en televisión el próximo mes de diciembre, aunque Cabotá considera que el filme estará listo para llevar a festivales en el primer cuatrimestre de 2018.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.